1M: Genera nuevas tensiones el mensaje de Cristina en el Congreso

La Presidenta convocó a la apertura de sesiones ordinarias del Congreso

El llamado al inicio del período 133°, que se llevará a cabo el próximo domingo a las 12 y marcará el último discurso de la mandataria ante la Asamblea Legislativa tras ocho años al frente del Poder Ejecutivo, fue formalizado a través del decreto 234/2015.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó hoy a la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, que se llevará a cabo el próximo domingo a las 12 y marcará el último discurso de la mandataria ante la Asamblea Legislativa tras ocho años al frente del Poder Ejecutivo.

El llamado al período 133° de sesiones ordinarias fue formalizado a través del decreto 234/2015, que se publica en el Boletín Oficial.

“Señálanse las 12:00 horas del día 1° de marzo próximo para la solemne apertura de las Sesiones Ordinarias del Honorable Congreso de la Nación, correspondientes al año en curso”, dispone la escueta resolución firmada por la Presidenta y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Así, por octavo año consecutivo, Cristina concurrirá al mediodía al Parlamento, donde se espera que sea recibida por una importante movilización convocada por agrupaciones kirchneristas.

Fernández de Kirchner pronunciará su último discurso como presidenta de la Nación en ese ámbito, ya que el 10 de diciembre dejará el cargo tras cumplir dos períodos de gobierno.

Cristina no lo quiere a Boudou en el 1M y lo manda a Uruguay

Así evitará la incómoda foto en la apertura legislativa, en la que el vice suele recibir a la Presidenta. Ya le avisaron que ese día tiene que representar al país en la asunción de Tabaré Vázquez.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su vice Amado Boudou en la apertura de sesiones de marzo 2014. (Pepe Mateos)

 La semana pasada, la Cámara Federal confirmó su procesamiento en el caso Ciccone, lo que lo dejó al borde del juicio oral. Y ya el vicepresidente tiene complicaciones con otras causas, como son la de un auto con papeles “truchos” y la de enriquecimiento ilícito.
Toda esta situación de descrédito del vice elegido por la propia Cristina, hizo que hoy esté aislado y sin apoyo político, algo que Boudou reclamó hace pocos días en la Casa Rosada ante Jorge Milton Capitanich.

Ahora, el vicepresidente suma otra negativa; no estará este domingo en la apertura de la última Asamblea Legislativa que encabezará Cristina como Presidenta pues deberá viajar a Uruguay a la asunción de Tabaré Vázquez.

Boudou irá a la ceremonia de asunción del nuevo presidente uruguayo como representante del Gobierno argentino y no estará junto a Cristina en el Congreso.

Así, los que recibirán a la jefa de Estado el próximo domingo 1° de marzo, serán el presdiente provisional del Senado, el santiagueño Gerardo Zamora, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Andrés Domínguez, junto a una delegación de legisladores nacionales de diferentes fuerzas.

Boudou queda así desairado una vez más por la administración kirchnerista, quien no quiere hoy una foto de Cristina junto al devaluado vice. Y la excusa del viaje a la asunción del sucesor de José Mujica encaja a la perfección.

De todos modos, Boudou está afuera de cualquier decisión en el ámbito legislativo. Por lo pronto, la organización de lo que pasará dentro del Congreso ya está a cargo de Aníbal Fernández, pues el Gobierno quiere tener controlado cada detalle en esta Asamblea Legislativa.

Allí, aparece la acusación de Elisa Carrió sobre un rol activo del Ejército Argentino en el cuidado del Palacio Legislativo, lo que supondría la aparición en escena de César Milani.

Pero Boudou está lejos de todo esto y el sábado, ya partirá hacia Montevideo en un nuevo rol protocolar alejado de la activa vida política con la que soñaba en 2011 cuando fue ungido vicepresidente de la Nación.

El kirchnerismo asegura que la del 1° de marzo “no es ninguna contramarcha”
El diputado nacional del FpV Edgardo Depetri avaló la teoría expresada por la presidenta de la Nación sobre los organizadores de la marcha del 18F, al sostener que “la verdad que está claro que un sector del poder judicial decidió constituirse como partido político y esta utilizando el tema Nisman para instalar una fortísima campaña de desprestigio para arrinconar y debilitar al Gobierno”.
Con vistas a la movilización de este domingo, anticipó que “vamos a movilizar masivamente el 1 de marzo, va a ser un acto multitudinario. No es ninguna contramarcha. La marcha del 18F fue una marcha convocada por personajes nefastos, jueces y fiscales que han trabado las iniciativas parlamentarias”.
Opositores podrían retirarse de la Asamblea ante cualquier provocación
El radical Gerardo Morales y el peronista disidente Rodríguez Saá se refirieron a la situación que podría vivir la oposición durante el mensaje de Cristina Kirchner ante el Congreso.
Cuando falta apenas cinco días para que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugure el periodo de sesiones ordinarias del Congreso, legisladores de la oposición advirtieron que podrían retirarse de la Asamblea Legislativa ante cualquier provocación por parte del oficialismo.
El diputado Alberto Asseff fue uno de los primeros en referirse al tema, al proponerle públicamente a su bloque que deberían ausentarse de la ceremonia, algo que sería inusual en la historia parlamentaria.
“La presidenta va a hacer un larguísimo relato en el marco de una movilización partidista adentro y afuera del Congreso desnaturalizando el acto institucional”, anticipó el legislador, que considera que “la oposición no debe prestarse a ese montaje escénico”.

Otros opositores se manifestaron con mayor cautela. El jujeño Gerardo Morales, jefe de los senadores de la UCR, sostuvo a La Nación: «mi idea es que debemos estar presentes, pero ante la primera agresión tendríamos que tomar alguna actitud. Eso es lo que vamos a decidir en los próximos días».

En tanto, el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá, jefe del interbloque de peronistas disidentes, afirmó: «creo que tenemos que ir, pero advirtiendo que no vamos a aceptar ningún desvío institucional».

El expresidente se refirió a las ceremonias donde la militancia kirchnerista insultó a legisladores de la oposición, tal como le sucedió a Victoria Donda o a Sergio Massa cuando asumieron como diputados en 2011 y 2013, respectivamente.

Cabe recordar que, ante la misma amenaza opositora, la militancia kirchnerista recibió al arco opositor con pétalos de rosas durante la última Asamblea Legislativa.

FUENTES:  TELAM,CLARIN, EL PARLAMENTARIO

Temas relacionados