24 de marzo: Día de la Memoria

Cada compañero tenía un pedazo de sol en el alma, el corazón, la memoria.

No olvidamos. No perdonamos. Y bajo ningún punto de vista nos reconciliamos.Ni con los de antes. Ni con los de ahora. Por que Cada compañero era un pedazo de sol, para su familia y sus amigos, y de eso estoy hablando.

La plaza de la Memoria fue refaccionada para los actos de hoy en homenaje a los desaparecidos, donde sus familiares y amigos podrán pasar un momento de recogimiento y reflexión.

En la Plaza de la Memoria hoy se proyectarán películas como Latente y será el lugar donde se realizarán los actos cuando lleguen las columnas desde el Km 0 de la ciudad para conmemorar el 24 de marzo, día de la memoria.

Conversando con un colega y amigo, Osvaldo Barroso, con quién  hemos transcurrido la vida,en diversos medios del sur mendocino, me decía, con acertadas palabras,  «yo voy a ir a los actos de mañana, no voy a ir a festejar, voy a ir a recordar a todos mis compañeros que mataron o desaparecieron, especialmente al Chiche Illia, un periodista sano, intelectual, buen comunicador, excelente amigo y compañero. Yo no voy a festejar nada, sino a evocar al gordo Otemberg, a Beron, a Ozan, a Rosa Luna, a Tripiana, y a tantos otros que se llevaron para nunca mas volver. En esa plaza donde hay solo placas y dolor esta todo guardado en la memoria, en ese lugar debieran estar los huesos de los tantos compañeros y solamente hay un arbolito y tierra apenas removida por niños que deben ser los nietos de sus abuelos que nunca conocieron, en esa pequeña parecelita dedicada a ellos solo ha quedado el reflejo de una historia como la mia, como la tuya, como la de tantos, de seres que querían un país mejor, una patria mas digna, un San Rafael mas grande y hermoso, porque yo también bebí los sueños de esos compañeros en tantas madrugadas de luchas cotidianas y alegrías. Eso es lo que mañana recordaremos y no festejaremos. A quedarnos un ratito simplemente junto a la tumba ficticia del amigo, del compañero, para preguntarle con lagrimas en los ojos «¿como están amigos?» y callando las barbaridades injustas que hay que leer y escuchar.»

Temas relacionados