40 años del agente naranja en Vietnam

Hoy jueves, 30 de abril, se cumplen 40 años de la caída de Saigón. Este hecho supuso el fin de la guerra de Vietnam y el inicio de un período de transición que conduciría a la reunificación del país, al año siguiente. Pasadas cuatro décadas, aún hay ciudadanos de Vietnam que sufren los efectos del uso del llamado agente naranja, el defoliante con el que EEUU trató de ganar, con el que roció ciudades enteras.

Sus efectos, hoy visibles, son deformaciones severas, daños cerebrales y físicos, defectos congénitos, multitud de tipos de cánceres diferentes.

La mayoría de las víctimas son veteranos de guerra y sus descendientes. Se calcula que Washington lanzó millones de litros de este agente en las selvas vietnamitas para exponer a las tropas comunistas del norte.

Este agente es de gran toxicidad por su alto contenido de dioxina y arrasó millones de hectáreas, tanto de bosques como de cultivos, alcanzando a 30.000 núcleos habitados.

Tanto la Cruz Roja como Unicef mantienen programas de ayuda, porque es indispensable asistir en lo sanitario y en lo social a familias en las que sus miembros van muriendo rápidamente o nacen incluso ancladas a una cama por una deficiencia física o psíquica.

* En la imagen lograda por DAMIR SAGOLJ de REUTERS aparecen Nguyen Thi Van Long (derecha) y su mejor amiga Dinh Thi Huong, que es sorda y muda, juntas en la Friendship Village, un hospital para víctimas del agente naranja en Hanoi. Los padres de ambas eran soldado. 120 niños y 60 veteranos de guerra están en este centro.

Temas relacionados