A 55 años de la inauguración del Dique Valle Grande

Mario Alberto Vassallo relataba sobre la inauguración del Dique Valle Grande, un hecho trascendental para todo el sur mendocino. “El acto se realizó en un palco levantado a un costado del cauce del río Atuel, en Valle Grande. Se inició con el izamiento de la bandera nacional y el mismo estuvo a cargo de dos obreros más antiguos de la obra, Don Ramón del Rosario Castro y Francisco Bellido, ejecutándose posteriormente el Himno Nacional. La imagen que ilustra esta nota fue lograda por el prestigioso fotógrafo Eliseo Miri, que su hijo Valentín gentilmente nos la cedió para reflejar el momento.

Los discursos fueron realizados por el titular de Agua y Energía Eléctrica, Dr. Conrado Storani, destacando el compromiso por parte del gobierno de terminar esta obra retomada en 1963. Luego hizo uso de la palabra el Gobernador F. Gabrielli y finalmente el Presidente de la República. Una vez finalizado los discursos se dirigieron hasta el basamento del muro de la presa descubriendo una placa recordatoria del acto. A continuación Monseñor Medina, bendijo la obra.

Recorrieron la obra y en el coronamiento observaron la magnífica perspectiva del embalse y el cañón del Atuel.
En la villa del Valle Grande, participo de un vino de honor servido en el comedor de los empleados de la firma Sollazzo, finalizando el acto con un almuerzo en terrenos de una cancha de futbol al aire libre”.

En tanto nuestro colega Osvaldo Barroso escribía para periódicos de la época «El 2 de octubre de 1965 había amanecido con esa tibieza primaveral que tiene San Rafael, cuando el sol despunta en el horizonte.

San Rafael estaba feliz. ¿Porque estaba feliz San Rafael?. Porque ese día se celebraban dos hechos trascendentales de su pasado y de su presente: La ciudad cumplía 52 años del traslado de las autoridades departamentales de la bella e histórica 25 de Mayo a la Colonia Francesa que fue la predecesora de la capital departamental.

El otro hecho de magnífica recordación, era la inauguración de una obra hidroeléctrica monumental: la presa Valle Grande. El pueblo estaba enfervorizado por estos acontecimientos tan caros a nuestros sentimientos sanrafaelinos.

Ese día llegaba al aeropuerto de Las Paredes un avión Fokker D-30 de la Fuerza Aérea un argentino inolvidable que ejercía la presidencia de la Nación: el radical don Arturo Illía, quien era acompañado por su esposa Silvia Martorell, el Ministro de Defensa Nacional, el mendocino Leopoldo Suarez, el Secretario de Energía de la Nación Antulio Pozzio, el Presidente de Agua y Energía de la Nación, Conrado Storani entre otros. Él, don Arturo Illia, presidiría los actos preparados para poner en marcha el dique y sus obras complementarias.

En el aeródromo era esperado por el gobernador de la provincia, otro gran mendocino, el demócrata ingeniero Francisco Gabrielli, un nutrida delegación de funcionarios provinciales, el intendente municipal de San Rafael don Tulio S. Angriman y numeroso publico.

Alrededor de las 11.30 la comitiva llegaba a Valle Grande, cuando los caminos eran de tierra, y a lo largo de la actual calle Cubillos, jornaleros, labriegos, paisanos a caballo saludaron al doctor Illia con sus manos levantadas y los ojos brillosos de emoción.

Alrededor de las 12 el doctor Illia descubrió una hermosa placa recordando el acto inaugural y luego se dirigió a los presentes con un discurso propio de los grandes estadistas.

A su término se abrieron los grandes chorros de la monumental estructura de hierro y hormigón y el rio Atuel se sacudió. Hoy el Valle Grande es uno de los lugares preferidos del turismo nacional, rodeado de enormes montañas, con deportes acuíferos, y un futuro prometedor.

Aquel 2 de octubre de 1965 el doctor Arturo Illia, el venerable anciano radical, el hombre que demostró que no se llega a presidente para enriquecerse, ni para aprovecharse del pueblo, se iba de San Rafael. Desde al aire observó el San Rafael de tantas historias, el San Rafael que nunca lo olvido. Fue la ultima vez que el doctor ARTURO ILLÍA vería al San Rafael de los amores. el San Rafael que todos quienes nacimos en esta bella tierra llevaremos por siempre en el corazón».

Imagen Eliseo Miri- Gentileza Valentín Miri

Comentar

comentarios

Temas relacionados