Afip embarga billeteras virtuales

La Justicia habilitó a Afip a hacerlo en billeteras de morosos en 15 provincias. Son más de 1.200 medidas sobre activos digitales

A instancias de la Justicia, la Afip(Administración Federal de Ingresos Públicos) avanzó con embargos a billeteras virtuales de morosos por más de $ 800 millones. Según informó hoy el organismo recaudador, las acciones de cobro son a partir de 1.269 medidas judiciales sobre activos digitales de contribuyentes con pasivos impagos en 15 provincias.

Desde febrero de 2022, las billeteras virtuales se agregaron al listado de activos sobre los cuales Afip puede solicitar la traba de embargos por deudas impositivas. Así, magistrados de Tucumán, Catamarca, Santa Fe, San Juan, Salta, Jujuy, Chaco, Formosa, Misiones, Entre Ríos, Neuquén, Córdoba, Santa Cruz, Chubut y Buenos Aires, aprobaron las solicitudes realizadas por Afip para recuperar los montos adeudados.

Son 1269 embargos autorizados a lo largo de los últimos cuatro meses por distintos juzgados provinciales. Ahora, las billeteras virtuales se suman a las cuentas bancarias, bienes muebles, inmuebles y créditos, entre otros activos de los morosos sujetos al pago.

Cómo se avanza en el embargo

Para determinar sobre qué cuentas solicitar la traba de embargos, el organismo se abastece de la información que, como sucede con entidades financieras, obliga a las empresas a reportar sobre las cuentas de sus clientes. En el caso de las billeteras, el criterio apunta primero a los contribuyentes más riesgosos y con mayores montos adeudados.

La normativa no establece un orden de prelación sobre qué activos se debe avanzar primero a la hora de solicitar la traba de un embargo para cobrar deudas. Pero en la práctica los primeros son los más líquidos, como cuentas bancarias. Si el saldo disponible es insuficiente o los contribuyentes no tienen esos activos se procede a solicitar la traba sobre otros.

Las ejecuciones de deudas fiscales con la Afip, el paso posterior a la traba de embargos, estuvieron suspendidas durante 19 meses como parte del paquete de emergencia económica para amortiguar los efectos de la pandemia de Covid-19.

A lo largo de ese período, el organismo puso a disposición de los contribuyentes distintas herramientas para regularizar sus pasivos. Con la reapertura tras el ASPO y la recuperación económica, en febrero retomó en febrero las ejecuciones fiscales de contribuyentes morosos.

Temas relacionados