Aguas grises: Irrigación convocó al diálogo interinstitucional

La exitosa iniciativa reunió a representantes de municipios y organismos que se encuentran abordando la temática de la reutilización de estas aguas, para compartir experiencias y saberes. A futuro se espera generar lineamientos técnicos y normativos que permitan regularla implementación de su uso.

Con el objetivo de proponer lineamientos comunes que permitan a futuro desarrollar lineamientos técnicos y normativos que regulen la implementación del uso de aguas grises en la Provincia, es que el Departamento General de Irrigación convocó este miércoles a distintos organismos afines a la temática, al primer encuentro-taller de apertura al diálogo y puesta en común, para incentivar la reutilización de estas aguas. Fue en la Sede Central del DGI y participaron del encuentro unas 80 personas provenientes de municipios, organismos oficiales e institutos relacionados.

Como organismo rector del agua en Mendoza, Irrigación, actuó como facilitador a la apertura del diálogo interinstitucional, con la finalidad de compartir conocimientos, aunar criterios técnicos y generar dinámicas respecto de los tratamientos o sistemas integrales de aguas grises, que puedan adaptarse a las posibilidades de los entes competentes presentes en el taller: municipalidades de la Ciudad de Mendoza, de Godoy Cruz, de Guaymallén, de Luján de Cuyo, de Maipú, de Las Heras, de Lavalle y de Tupungato, como también el EPAS, Aysam, INTA, Conicet, el INA, DGE y las instituciones universitarias UTN y Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo.

La jefa de Gabinete de Irrigación, Marité Badui, dio la bienvenida a la jornada y aseguró: “El tema de la reutilización de aguas grises se inscribe dentro de dos ejes de la planificación que tenemos en Irrigación: el eje de optimización de la disponibilidad hídrica, la oferta que tenemos es la que nos ofrece la naturaleza y sobre eso tenemos que conocerla mejor, y trabajamos en la demanda y en la optimización para mejorar la disponibilidad de ese recurso, a través de la conducción, de la aplicación, del reúso. Este tema lo trabajamos también sobre el eje de la construcción de la Gobernanza, como eje transversal, que se construye entre todos”:

“Creemos que nos toca a todos pero hoy no hay una ventanilla en el Estado a la que se pueda ir y dónde nos indiquen qué son las aguas grises, para qué sirven, cómo me oriento. Queda un poco a la iniciativa de cada uno y a lo que los municipios puedan regular a través de sus ordenanzas. Nuestro interés viene por el lado de la disponibilidad, ante una oferta hídrica cada vez más escasa y además, en compromiso con el medio ambiente, ya que no podemos estar perdiendo el agua que hoy perdemos en nuestros hogares”, aseguró.

Aníbal Manzur | Director de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico

A su turno, el geólogo Aníbal Manzur, Director de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico de Irrigación, expresó unas palabras sobre la importancia de motorizar y traccionar a la participación en un taller de aguas grises, a fin de que los organismos se encuentren, reúnan y dialoguen en cuanto a los beneficios y la necesidad de su implementación.

La primera parte de la jornada también contó con la exposición de la bromatóloga Carolina Barbuzza (UNCuyo), quien se explayó sobre las aguas grises, su composición, beneficios e impacto en la red hídrica, como también la importancia de generar proyectos que permitan su reutilización, como el caso del colegio Liceo Agrícola, donde toda el agua gris de esa institución se reutiliza.

A su término, comenzó la interacción de los participantes en el taller, quienes a su turno fueron compartiendo sus experiencias, conocimientos y saberes en torno a la reutilización de las aguas grises.

En breve, y dado el gran interés que ha despertado la temática, este encuentro será replicado en las distintas cuencas, de manera coordinada con los organismos involucrados.

Reciclar, reducir, reutilizar, rediseñar, reparar, renovar, recuperar

El Departamento General de Irrigación promueve el reúso de aguas residuales tanto industriales como cloacales, como una forma de fortalecer el tratamiento de efluentes y optimizar el uso del agua. Si bien esto es importante se considera necesario además, la implementación de estrategias y acciones complementarias.

Una alternativa válida para atender la problemática es promover sistemas constructivos en las viviendas, escuelas y centros comerciales que permitan la separación de aguas negras y grises, ya que estas últimas, son una interesante opción para el riego de espacios verdes, en reemplazo del agua potable que habitualmente se usa.

La iniciativa se enmarca dentro de los objetivos de desarrollo sostenible, en particular el ODS 6 y 17, ya que atiende al aprovechamiento eficiente del recurso y el saneamiento, entre otros aspectos.

Las aguas servidas que se generan en una vivienda, escuela o centro comercial pueden ser de dos tipos: grises o negras. Las aguas grises son las que provienen de los lavatorios, duchas, lavarropas y cocina. Contienen jabón, algunos residuos grasos de la cocina y detergentes biodegradables. Por su composición permiten una depuración sencilla, económica y son una fuente nutritiva para las especies vegetales, por ello es que son ideales para el riego de espacios verdes. Las aguas negras, en tanto, son las que provienen de los inodoros y bidets. Las mismas contienen excretas y orina, y tienen una gran carga orgánica, de microorganismos que pueden ser patógenos y precisan un tratamiento completo que incluye ciertos recaudos.

Reutilizar las aguas grises para el riego de espacios verdes y jardines en vez de agua potable posee beneficios

 Disminuye el consumo de agua potable entre un 16% y un 40%, dependiendo del sitio y el diseño del sistema.

 Se recorta el monto de facturación de agua, ya sea por disminución del gasto energético (pozo de agua) o por menor consumo del medidor de agua potable (en aquellas viviendas que poseen medidor).

 Proporciona una fuente alternativa de agua para riego, reservando el agua potable para necesidades de más alta calidad.

 Reduce las necesidades de energía y químicos usados para tratar las aguas residuales.

Temas relacionados