Alberto y Cristina hablaron en la Plaza de Mayo

El presidente Alberto Fernández y su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, hablaron esta noche frente a una multitud en Plaza de Mayo. Alberto dijo «Vamos a cuidar el bolsillo y los derechos de todos».

Cristina comenzó con un discurso de gran contenido emocional, en el que habló de su paso por la presidencia, específicamente de la última noche que pasó como mandataria.

«¿Se acuerdan aquella noche maravillosa cuando nos despedimos en este Plaza? Aquella noche les dije que aquellos años que habíamos compartido desde el 2003 al 2015 no había habido magia, que no era magia lo que habíamos vivido. Era una Argentina de la solidaridad, donde nos importaba lo que le pasaba al de al lado aunque nosotros estuviéramos bien», comenzó la vicepresidenta.

Luego pasó a hablar de los cuatro años en los que gobernó Mauricio Macri, y dijo que «fueron muy duros para todos y todas». «Fueron cuatro años muy duros para quienes fueron objeto de persecución», agregó, y lanzó la frase más polémica de su discurso: «Se buscó que literalmente desaparecieramos como seres humanos, a través de la humillación y de la persecución. Sin embargo hoy estamos aquí».

A su turno, Alberto volvió a cargar contra la Justicia, y prometió «poner de pie un sistema judicial que no nos avergüence». En el comienzo de su discurso hizo mención a la pelea que mantuvo con Cristina, por la que estuvieron distanciados durante años. «Esa distancia que existió sólo favoreció para que este espacio se divida, y vuelvan a ganar los mismos que ponen obstáculos para que la Argentina crezca», contó.

«Hoy, en esta plaza, está Cristina, estoy yo, unidos, decididos a poner la Argentina de pie», siguió. Fue en este momento en el que mostró un gesto conciliador con la oposición. Los militantes comenzaron a cantar el tema que insulta a Macri, y Alberto los hizo callar. «Eso ya no. Al pasado más reciente, simplemente recordémoslo, tengamos memoria. Nosotros aprendimos que con nuestra división ellos se hacen fuertes, por eso nunca más vamos a dividirnos», dijo.

El presidente le imprimió una gran carga social al discurso, y reiteró en más de una oportunidad que iban a beneficiar a los más desprotegidos. «Los que hoy la están pasando mal, lo que se quedaron sin trabajo, los que cayeron en el pozo de una pobreza. Ellos serán los únicos privilegiados en la Argentina que hoy se inicia», remarcó.

Para cerrar, Alberto hizo hincapié en que si bien durante los últimos años se repitió la frase «no vuelven más», «esta noche volvimos y vamos a ser mejores». «A trabajar a partir de mañana por ese país que nos merecemos. Acá estamos, hemos vuelto. A trabajar», cerró.

Comentar

comentarios

Temas relacionados