Argentina desacatada: Vuelve a subir el dólar ‘libre’

Tras una breve calma, y luego de que el juez Thomas Griesa declarara a la Argentina en «desacato», el dólar que opera en el mercado paralelo volvió a subir y se vende a $15,75 en la city porteña. “En cualquier momento ya puede votar”, dicen en la city.

El dólar ‘libre’ aumentó 15 centavos este martes (30/09), vendiéndose a $15,75 en la city porteña, motivado por el pesimismo en la plaza, luego de que el juez neoyorquino Thomas Griesa declarara a la Argentina en «desacato». Cabe destacar que ayer el ‘libre’ había retrocedido 15 centavos.

De la misma manera se comportan las divisas bursátiles, que suben por mayor demanda de billetes verdes y, a su vez, también condicionan la tendencia del informal.

El dólar bolsa escala 24 centavos, a $15,21, y presiona a la cotización paralela hasta los $15,80. También se mueve en esa dirección el «dólar fuga», «contado con liqui», que se suma 11 centavos a $ 15,02.

«El desacato no es bueno para el futuro del país en el juicio; es una muy mala señal que nos deja un gusto amargo en el mercado, por eso se reimpulsaron los pedidos de inversores para dolarizarse», contó un operador bursátil a Ambito Financiero.

Mientras, el dólar oficial cede cuatro centavos en los bancos a $ 8,45. Tanto el Banco Central como el Nación participan en la plaza cambiaria para bajar el precio del tipo de cambio oficial luego de que hayer subiera tres centavos.

“En cualquier momento ya puede votar”, dicen los corretas (mayoristas del dólar blue), que vuelve a rozar los $16, según El Cronista.

Si bien el dólar ‘libre’ subió, gracias a la recesión aún no llegó a la barrera de los $16, ya que varias pequeñas y medianas empresas deben vender ahorros en dólares para pagar los sueldos del mes y cubrir cheques a proveedores. Es que, en muchos casos, con lo que facturan no llegan a cubrir los costos.

«La emisión monetaria a algún lado va. En el caso de la emisión que va a gasto público, va a proveedores y salarios, pero parte termina demandando dólares. También en el informal, que es puramente minorista, las expectativas de depreciación aumentaron la demanda de los que tienen un excedente o no pueden ir al oficial, que se quieren proteger lo antes posible y validan tickets altos antes de perder en pesos», detalló un banquero a dicho diario.

«El blue tiene un factor monetario de fondo. Se espera una emisión fuerte para fin de año, para financiar al tesoro, y en agosto ya se dio un salto en las transferencias al tesoro, que tuvo impacto en el contado con liqui y en el blue. Igual el informal es un mercado chico, con lo cual los efectos de esas noticias son fuertes. También da la sensación de que antes el pase de dólares del oficial al informal pisaba un poco al blue, pero ahora con la demanda que hay no da abasto», dijo, por su parte, un mesadinerista.

«El paralelo se va para arriba porque la gente vende billetes de a puchitos, puro pucheraje, por lo que pueden obtener con el puré (comprar en el formal a $ 10 y venderlo en el blue a casi $ 16, que tiene un límite máximo de u$s 2.000 mensuales), pero los compradores de dólares piden fichas grandes, nunca menos de media gamba (u$s 50.000) o una gamba (u$s 100.000). En su mayoría son textiles y constructoras, varios de las cuales tienen la mitad de su negocio en blanco y la otra mitad en negro, entonces la demanda por el bille es ilimitada», comentan en la City.

Fuente: Urgente24

Temas relacionados