Argentina no fabrica más neumáticos

El gobierno, debería permitir el ingreso sin aranceles de los neumáticos importados, ante la negativa de los fabricantes de continuar trabajando.

Pirelli se sumó a Fate y Bridgestone y decidió frenar este domingo, por tiempo indeterminado, la producción en su planta ubicada en la localidad bonaerense de Merlo. De esta manera, ya nadie fabrica neumáticos en el país.

El establecimiento de Pirelli era el único que continuaba operando al 50% de su capacidad, en medio del conflicto con el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), que responde al Partido Obrero de izquierda, que realiza una medida de fuerza por tiempo indeterminado en reclamo de un aumento salarial y mejoras en las condiciones laborales.

Según publica el diario Ámbito, este sábado estuvieron en actividad 12 de las 80 máquinas que realizan el proceso final de vulcanizado. Pero la imposibilidad de ingresar el viernes pasado camiones de nitrógeno –insumo clave para la producción de cubiertas – obligó a Pirelli a cerrar las operaciones hasta nuevo aviso.

Esta parálisis del sector pone en riesgo la producción automotriz. Las empresas más afectadas son las que producen pickups, ya que se abastecen, principalmente, de cubiertas nacionales. Por ejemplo, hace algunas semanas Nissan y Renault debieron suspender la producción de los modelos Frontier y Alaskan, respectivamente, por falta de cubiertas.

En el marco del conflicto con el gremio, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social citó al secretario general del Sutna, Alejandro Crespo, y a los representantes paritarios del gremio a una reunión para este lunes a las 11, con el objetivo de continuar las negociaciones paritarias correspondientes al período 2021.

Este sábado Pirelli había advertido que la medida «profundamente autoritaria y antidemocrática» que lleva adelante el sindicato «provocará la paralización total de la planta, y las consecuencias lamentables que ello conlleva» para los empleados de la firma. «Por tal motivo, a partir del momento en que se paralice la producción de neumáticos, la fábrica paralizará totalmente sus actividades productivas, mientras persista el bloqueo no se genera derecho a percibir remuneración«, aseveró.

El conflicto ya lleva cinco meses entre reclamos salariales, audiencias, paros y bloqueos, pero llegó a su punto de mayor tensión el miércoles, tras una audiencia celebrada en la sede de la cartera laboral, con la participación del Sutna y la Cámara de la Industria del Neumático, donde las empresas ratificaron una oferta salarial que el gremio considera «insignificante».

Temas relacionados