Argentinos utilizan el e-commerce para disminuir gasto en alimentos

Desde hace varios años que hemos presenciado a la economía argentina atravesar un periodo de inestabilidad y, aunque pareciera que en los últimos años hemos visto una suerte de estabilidad en las estimaciones a futuro, la realidad es que el poder adquisitivo de la población pareciera cada vez más limitado.

Es por eso que los argentinos han comenzado a buscar alternativas para disminuir el gasto de recursos, tanto de naturaleza financiera como generalizada. No se trata de un proyecto ecológico personal, sino de buscar maneras de disminuir el desperdicio de productos básicos, así como los gastos que se realizan de forma periódica.

Uno de los gastos más importantes es el que se realiza en alimentos.

Disminuir el gasto en alimentos

Es por eso que, de forma paralela, hemos visto como en el país comienza a posicionarse el e-commerce, una alternativa digital al comercio tradicional con la que no solo es posible realizar compras de una forma más cómoda, sino que es posible disminuir el precio de los productos que adquirimos normalmente.

Eso se debe a dos motivos: el primero, es el incremento en la competencia, que ha llevado a que cada vez más minoristas busquen maneras de superar a las empresas que satisfacen la misma necesidad; el segundo, es la popularización de las temporadas de ofertas que existen en el mundo y que poco a poco se posicionan en el país gracias a Internet.

¿Cómo se reduce el gasto?

Sin embargo, esto es solo una parte de lo que significa la reducción de gastos. La otra, son las plataformas que se posicionan para hacer que estos descuentos lleguen a los consumidores de forma rápida y sin gastar recursos, como un proyecto ecológico que adicionalmente agiliza el comercio en el país.

Estas plataformas van desde las que permiten la compra-venta directa de bienes y servicios, hasta las que simplemente funcionan como espacios informativos para dar a conocer los precios de descuento que tiene cada tienda.

Estas últimas, que incluyen a los sitios de folletos digitales, se han posicionado entre las más populares debido a que disminuyen la necesidad de visitar decenas de tienda y administrar decenas de folletos físicos (funcionando como un proyecto ecológico al eliminar la mala disposición de papel), todo con solo un par de clics.

Si bien es cierto que ahorrar en alimentos puede ir mucho más allá de la forma en la que compramos, la realidad es que el posicionamiento de estas plataformas se ha convertido en un catalizador de la masificación de los precios de descuento en territorio argentino, aún en un periodo económico inestable.

Comentar

comentarios

Temas relacionados