“Arreo” el documental de Tato Moreno en el Thesaurus

 

 

Este jueves a las 20.30 en el  Centro de Congresos y Exposiciones de Malargüe, se exhibirá el documental ARREO, del realizador Mendocino TATO MORENO. En la oportunidad se contará con la presencia de la familia Parada, los protagonistas del documental que refleja uno de los aspectos culturales más arraigados del Malargüe como dice Moreno “transmitido de generación en generación”

ARREO revela la inspiradora y refrescante historia de Eliseo Parada y su esposa, puesteros trashumantes del sur de Mendoza, Argentina, quienes deben enfrentar la amenaza que representa el “progreso” para su única fuente de sustento, y la incertidumbre de no saber por cuánto tiempo más sus propios hijos mantendrán esta tradición pastoralista, transmitida de generación en generación.

Desde el comienzo, ARREO apela a los cinco sentidos del espectador y lo deposita en medio de la cordillera de los Andes para que cabalgue junto a Eliseo, su piño de quinientos animales, los cuatro perros arrieros, la mula, y una omnipresente polvareda. Al impacto visual inicial se suman los sonidos rítmicos, casi hipnóticos que emiten el arriero y los animales por igual, y ante los cuales no queda más que dejarse llevar. El polvo, impertinente, invadirá el paladar. Tal variopinto conjunto se desplaza como una unidad; en el recorrido hacia las tierras de pastoreo prevalece un trabajo de equipo impecable que se despliega sobre un lienzo de dunas, viento, montañas, valles, ríos, estrellas, fuego, lluvia…este festival de belleza goza de asistencia perfecta.

A medida que los sentidos se acostumbran a la constante estimulación, se sumará una compañera para el resto del arreo: la toma de conciencia,explica Tato Moreno en la sinopis.

Eliseo tiene mucho que decir; sobre los placeres de la vida cotidiana del arriero y sobre la posible desaparición del pastoralismo que él honra con absoluta convicción. Vuelca todo su carisma e ingenio en décimas improvisadas y rancheras que compone para compartir su realidad con “los de la ciudad”. Es que la vida del puestero no se trata sólo de mover animales de un lado a otro. Siempre hay algo para hacer: cuidar a las chivas en tiempo de parición, ahijar a los chivitos, buscar a las cabras que se escapan, amansar caballos, trenzar lazos, hacer el pan, y mucho más. Casi todo es novedoso para el de crianza urbana.

Por suerte, Eliseo no está solo. Juana, su esposa, y sus hijos José Abel y Facundo (ambos de veintitantos) trabajan a diario desde el amanecer, cada uno haciendo su parte para preservar la forma de vida que heredaron de sus ancestros. Esta tarea primordial se torna cada vez más difícil y los Parada no son inmunes a los dilemas, especialmente cuando a sus hijos se les presenta la posibilidad de dejar el arreo por un trabajo más redituable y menos “polvoriento”. Mientras los hermanos consideran las tentadoras perspectivas, Eliseo no duda: sabe que será arriero el resto de su vida. Por elección, y porque ama lo que hace.

ARREO ofrece la oportunidad de aprender sobre una cultura poco conocida para la mayoría y tomar conciencia sobre las formas en que el mundo moderno amenaza a la trashumancia como medio de vida. La belleza natural de comienzo a fin se convierte en el mejor ambiente de aprendizaje que cualquiera pudiera desear.

Comentar

comentarios

Temas relacionados