Aseguran que en poco más de tres meses, la inflación absorbió el 20% de los salarios

La pérdida del poder adquisitivo en los últimos 100 días se sintió especialmente por la disparada en los precios de los alimentos, los combustibles y el transporte. Hoy comienza  a regir el acuerdo en algunos supermercados chinos

El rápido encarecimiento del costo de vida que experimenta la economía argentina dio un «feroz» golpe al bolsillo de los trabajadores en el último trienio. Pero la inflación se «comió» también una buena porción del poder de compra de los jubilados y beneficiarios de planes sociales.

De acuerdo a lo consignado por el diario Clarín, estos sectores perdieron en ese lapso «entre el 15% y el 20% de sus ingresos». La cifra surge de relevamientos de sindicatos y consultoras privadas.

Para los gremios de la alimentación nucleados en CASIA, los precios de los alimentos subieron más del 20% entre octubre de 2013 y la primera quincena de enero. Los combustibles aumentaron también más del 20% mientras que el boleto de colectivo en el área metropolitana sufrió un ajuste el primero de enero de un 66 por ciento.

«En los últimos dos meses de 2013, particularmente después de las elecciones legislativas, losprecios aumentaron más del doble del promedio que venían registrando durante el año, en especial los de alimentos y bebidas», opinaron desde CASIA. De acuerdo a sus números, subieron un 5,93% en noviembre y un 4,42% en diciembre.

La mayoría de los trabajadores recibieron durante 2013 aumentos salariales fraccionados y pocos obtuvieron algún bono de fin de año. Desde octubre, los jubilados, pensionados y beneficiarios de pensiones no contributivas no tuvieron ninguna compensación y siguieron con el mismo nivel ingreso que tenían tras el ajuste de septiembre.

Los gremios, añade el matutino, calculan que entre el 50 y 60% del gasto de las familias de asalariados se va en alimentos y otro 10% en transporte. Entre los jubilados que ganan el haber mínimo (y que representan casi 75% del total) los alimentos se llevan hasta el 70 por ciento de sus ingresos mensuales. Y en el caso de las personas que cobran la Asignación Universal por Hijo llega hasta el 100 por ciento.

Frente a este contexto, la consultora ACM proyecta un panorama poco alentador para el bolsillo del trabajador: dice que «enero registraría un incremento entre 4,5%-5%» mientras que «en 2014 se perfila para un crecimiento de los precios minoristas más cercano a 35% anual, aún en un escenario optimista».

Temas relacionados