Aseguran que Nisman gastaba más de lo que ganaba

Primeros análisis informáticos de dispositivos de Nisman muestran gastos e inversiones por encima de su nivel de ingreso

Los primeros resultados del análisis de los dispositivos electrónicos del fallecido fiscal Alberto Nisman arrojaron discrepancias entre el nivel de ingresos y los gastos del titular de la UFI-AMIA, según las conclusiones que surgen de los resúmenes de sus tarjetas de crédito y la participación en distintas inversiones.
Tal como informó Télam ayer, el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi envió un pedido de informes al Colegio de Escribanos para que se remitan a la Justicia los datos de profesionales que hayan intervenido en escrituras vinculadas al fallecido fiscal federal Alberto Nisman, suscriptas por él, su madre o hermana o por el técnico informático Diego Lagomarsino.

La medida fue dispuesta al ordenarse parte de las pruebas pedidas por el fiscal federal Juan Pedro Zoni en la causa por supuesto lavado de activos donde están imputadas la madre de Nisman, Sara Garfunkel, su hermana Sandra Nisman y Lagomarsino, informaron fuentes judiciales.

Entre las medidas, figura el envío de una rogatoria a Uruguay para determinar si Garfunkel es propietaria de tres lotes en el complejo «Chacras de Manantiales», que el magistrado aún no dispuso a la espera de que se completen datos faltantes a nivel local.

En ese marco, del análisis de la computadora de Nisman surge que el fiscal monitoreaba inversiones en Uruguay, en Argentina y en Estados Unidos, a nombre de su madre, según informó hoy Página 12.

Además, aparecen pagos de expensas de más de 4.000 dólares en un trimestre en Punta del Este, en tres terrenos en el complejo Pueblomío, e informes de análisis de inversiones en bonos, acciones y fondos en Estados Unidos.

Por otra parte, hay resúmenes de tarjeta con un promedio de gastos mensuales de 70.000 pesos y una participación en un fideicomiso para la construcción de dos departamentos con cochera en Palermo, por el cual hay cuotas de hasta 67.100 pesos.

Según compara el matutino, estos gastos supera el nivel de ingresos de Nisman, quien como fiscal, con rango de camarista, ganaba cerca de 95.000 pesos por mes.

En el marco de la misma investigación, el exhorto enviado a Nueva York en busca de datos sobre la cuenta bancaria del Merrill Lynch a nombre de Garfunkel, Sandra Nisman y Lagomarsino todavía no partió hacia Estados Unidos ya que está siendo traducido por Interpol.

Temas relacionados