¡Así estamos de bien…!

En el año 2001, en medio de una de las peores crisis económicas que atravesó la Argentina, funcionaban las ferias del trueque.  Si bien esto todavía no se ha transformado en ello, si no que es una venta comunitaria de ropa usada, está marcando la recesión que existe en el país, donde nuestros hermanos no pueden adquirir prendas nuevas y acceden a las de segunda mano. Esto se llevaba adelante en horas de la mañana en la Plaza Espínola, sobre calle Reconquista, en pleno corazón de Pueblo Diamante.

Cada vez son más los que venden y la gente que se acerca a comprar, en este caso es ropa usada en buen estado que puede ser utilizada por otros que necesitan.

Este año les ha ganado la desesperación por no poder poner un plato de comida en su mesa. Muchos sacrifican recuerdos por comida. Los tenían guardados y los transforman en dinero para adquirir alimentos para su familia. Esta es una realidad y no me la contaron, la vi y para nada intententamos ser tendenciosos si no mostrar lo que sucede, cerca de nuestras casas, ya que existe una complicidad mediática, de hacer creer que todo está bien.

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados