Así se gestó el mayor golpe contra la trata de personas y el lavado de dinero en Mendoz

Por el caso hay siete detenidos; entre ellos el dueño de un prostíbulo, un médico ginecólogo y un inspector de la Municipalidad de Mendoza. Secuestraron autos, documentación y más de un millón y medio de pesos en efectivo.

La justicia federal de Mendoza desarticuló una inmensa red de trata de personas y lavado de dinero proveniente de la prostitución que funcionaba en la provincia. Por el caso hay siete personas detenidas, una gran cantidad de documentación, vehículos y más de un millón y medio de pesos en efectivo secuestrados. Entre los arrestados está el dueño de un prostíbulo, su esposa, un inspector municipal y un médico ginecólogo.

Todo comenzó en febrero, cuando una chica se acercó a la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE) y denunció que había logrado escapar de una red de trata de personas. Aseguró que en la Ciudad de Mendoza funcionaba un prostíbulo en el que aún había más chicas cautivas.

Ese testimonio dio origen a una causa en la que se le dio intervención a la Fiscalía Federal 2 de la provincia. Se hicieron las primeras averiguaciones y se demostró que existían indicios para hacer una pesquisa mayor que no se quedara únicamente en la clausura del lugar, sino que permitiera descubrir cómo funcionaba la red y quién era el último beneficiario económico de todo el movimiento. Básicamente, lo que se conoce como «seguir la ruta del dinero».

Fueron tres meses de trabajo, con efectivos infiltrados, filmaciones e intervenciones telefónicas. La causa estaba tan avanzada; que tanto la Fiscalía a cargo de Fernando Alcaraz como los responsables de Gendarmería de llevar adelante las tareas de detectives entendieron que debían darle un corte y actuar antes de que la información se filtrara. El juez Walter Bento dio el visto bueno y dio las órdenes de allanamiento

Entre la noche del lunes y la mañana de este martes se realizaron once operativos, distribuidos entre Capital, Godoy Cruz y Chacras de Coria. El resultado fue positivo en la mayoría de los casos, con detenciones o secuestro de documentación que en principio serviría para demostrar el mecanismo usado por el dueño del lugar para lavar y blanquear el dinero que ganaba gracias a la explotación sexual de aproximadamente 30 chicas.

El prostíbulo funcionaba en la calle 25 de Mayo 1114, y se había hecho famoso sobre todo en estos últimos meses porque nadie entendía cómo seguía abierto a pesar de la ordenanza que prohíbe este tipo de locales en Ciudad.

Cuando los gendarmes entraron al lugar había unas diez mujeres ofreciendo sus servicios. El lugar estaba abierto las 24 horas y los 365 días del año, con chicas que se iban turnando para atender a los clientes. En el momento del allanamiento, además, había cinco hombres que habían acudido a buscar sexo rentado y una mujer que oficiaba como regente o cajera, que quedó detenida y puesta a disposición del juzgado.

El cruce de las escuchas telefónicas había permitido, además, despejar las dudas sobre el por qué del funcionamiento de este sitio. Fue por eso que, casi de manera simultánea, otro grupo de efectivos irrumpió en la casa de un inspector de la Municipalidad de Mendoza que, de acuerdo con las pruebas que hay en el expediente, era quien cobraba dinero a cambio de protección para que el prostíbulo siguiera habilitado. Su nombre es Raúl Cuquejo

En este lugar funcionaba el prostíbulo.

La investigación también había puesto la mira en un joven que vivía en Godoy Cruz, en un departamento que, hasta donde se cree, es propiedad del dueño del prostíbulo. Según el avance de la causa, esta persona era quien le conseguía clientes de alto poder adquisitivo y contactos políticos, aunque este último punto aún no ha sido corroborado.

El sitio en cuestión se llamaba PymeVip. Tenía una página en internet (dada de baja recientemente) y un perfil de Twitter que, hasta este lunes, seguía activo. Entre el material secuestrado, aparece una cartera de clientes y algunas fotos con personajes cuyos apellidos son conocidos en la vida social de Mendoza.

Cada uno de los allanamientos también estuvo monitoreado por el fiscal Carlos Gonella, titular de la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos. Se trata del mismo fiscal que ganó espacio mediático por estar involucrado en la investigación sobre el presunto caso de lavado que involucra al empresario Lázaro Báez, Leonardo Fariña y Federico Elaskar.

En otro procedimiento de Gendarmería en Ciudad fue detenido un hombre a quien se lo califica como el jefe de la organización. Precisamente, esta última persona estaba merodeando su prostíbulo cuando observó que había efectivos entrando al lugar. No se preocupó porque supuso que era un operativo de rutina y confió en la protección que hasta ese momento había tenido. Pero se distrajo. Nunca supo que los gendarmes tenían su cara grabada y era a él a quien iban a buscar. Por eso se sorprendió cuando, en medio de la vía pública, lo atraparon y lo esposaron. Su nombre es Sebastián Solé, y al igual que el resto de los detenidos, tiene entre 30 y 40 años.

En la red también participaba un médico ginecólogo llamado Osvaldo Pastorino. Era el responsable de controlar a las mujeres y practicar abortos si era necesario. Su consultorio de calle Mitre de Ciudad fue allanado y él quedó detenido.

Otro de los arrestos tuvo como protagonista a un sujeto que, al parecer, eran quien pasaba información sensible de la Policía Federal y de ese modo advertía sobre algún operativo.

El último gran golpe se dio en un barrio privado de Chacras de Coria. Se trata de Las Candelas, uno de los complejos más exclusivos y lujosos de la zona. Allí fueron tras la documentación necesaria para investigar el lavado. Secuestraron autos y motos de alta gama y escrituras de varias propiedades. Ninguna estaba a nombre de Solé, pero todas habían sido guardadas en su casa.

Los gendarmes al mando del comandante Fabián Sánchez encontraron planillas con el movimiento de cada una de las chicas que trabajaba en el prostíbulo. Una de ellas es extranjera y están averiguando en qué condiciones llegó a nuestra provincia.

El negocio era completamente rentable. Tanto, que escondida en la casa de Las Candelas descubrieron una caja fuerte. Una vez que lograron abrirla, confirmaron las sospechas: más de un millón y medio de pesos en fajos de billetes de pesos argentinos y chilenos, dólares y euros. Todo había sido contado con una máquina especial que tenía Solé en su domicilio.

Más de Provincia
Abrazos, carteles, críticas y ausencias: postales de la Asamblea Legislativa
Pérez anticipó una ley de ética pública, pero el oficialismo no dio detalles
Pérez criticó a la oposición por el freno a la reforma
Dos temblores leves se registraron esta mañana en Mendoza
Cornejo: «Pérez está obsesionado con la reelección»
OFRECIMIENTO DE TRABAJO EN FACEBOOK
En su perfil de Facebook, además de publicar quejas e insultos contra el intendente de Capital, Víctor Fayad, Sebastián Solé ofrecía trabajo sólo para mujeres.

Textualmente, publicaba: «Trabajo! Necesito chicas (sólo mujeres) para atención de barras, urgente para trabajar viernes y sábados. Pago diario $200. Buena presencia, urgente avisar acá o cel… (número de celular)».

También hay un mensaje de una chica que usa la imagen del prostíbulo (PymeVip), donde lo trata de «jefe» y le agradece por no hacerla trabajar con «personas que no son mi de confianza».

En el perfil de Twitter del local también se promocionaba la llegada de chicas de diferentes provincias y en últimos post, antes de los allanamientos, se advertía que el 1 de Mayo iba a estar cerrado por el Día del Trabajador.

Temas relacionados