Asumieron nuevas autoridades del Ministerio de Desarrollo y el Presidente del ISCAMEN

Entre ellos los subsecretarios de Derechos Humanos, Juan Manuel González y de Niñez, Adolescencia y Familia, Osvaldo Pedrosa, ambos del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos. También juró Raúl Millán al frente del ISCAMEN.

En el salón Patricias del 4º piso, el gobernador Francisco Pérez puso en funciones a autoridades del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos y el ISCAMEN.

Se trata de los subsecretarios de Derechos Humanos, Juan Manuel González y de Niñez, Adolescencia y Familia, Osvaldo Pedrosa, el jefe de Gabinete, Eduardo Ruíz;  la directora del DINAF, Patricia Spolianki y al director de Administración, César Cecconato. También juró Raúl Millán al frente del ISCAMEN.

El Gobernador señaló «entendemos que venimos trabajando en un equipo, en distintos roles que tiene un proyecto colectivo y para eso se debe trabajar de manera horizontal con todos los organismos del Estado Provincial. Es necesario que trabajen con los municipios, no importa su ideología; porque los intendentes tienen la realidad cotidiana de nuestro pueblo y son los que mejor la interpretan».

El mandatario precisó «estamos en un proyecto político del que somos parte y también con las organizaciones sociales que nos pueden ayudar a acercar la demanda y la posible solución».

En su discurso, Pérez les aconsejó a los funcionarios que no los atrape el virus del hormigón armado» que es la Casa de Gobierno, que no los encierre analizando los expedientes, para eso están los asesores; necesito que estén en el territorio, caminando; que vengan el fin de semana a firmar los expedientes o que se queden hasta tarde, total yo los voy a acompañar».

También les manifestó «que no dejen de militar, porque es un motivo de satisfacción y de orgullo. Protagonizar un rol de funcionario público es motivo de orgullo y no de padecimiento. Tiene que ser una motivación permanente para mejorar la calidad de vida de nuestras mendocinas y mendocinos».

Además, anunció que la próxima funcionaria que asumirá será la directora de Protección de Derechos Humanos, Natalia Brite. «Con ella se suma una militante activa por los Derechos Humanos; porque éstos son mucho más que los Hijos, Nietos, Madres y Abuelas; pero también en otras tantas necesidades de reconocimiento que tienen otros sectores que necesitan de la contención y la protección».

Y finalmente expresó «esperemos que pasemos en paz, tranquilos y con mucho amor la próxima Navidad. Y para el 2014 que sea muy próspero, muy constructivo, sobre todo respetando el contrato social y la paz social. Que cualquier diferencia que podamos tener internamente la podamos solucionar en una mesa a través de la política y también esperemos que tengamos presupuesto para desarrollar toda la política pública».

Compromisos de los nuevos funcionarios

El flamante subsecretario de Derechos Humanos, Juan Manuel González señaló «debo seguir profundizando las acciones que se vienen desarrollando desde la Nación; Néstor (por el ex presidente Kirchner) decía que él venía de una generación diezmada, yo no vengo de ahí, pero sí vengo de una generación que gracias a Néstor aprendió que las convicciones no deben dejarse en la puerta de ningún lado; ese es mi compromiso ante ustedes y espero desarrollarlo con total capacidad y alegría».

Por su parte, Osvaldo Pedrosa recordó «que la gente necesita referentes, gente que esté al lado del pueblo. Fue todo un proceso salir de un lugar cómodo y acompañar a Cristián Bassin».

También expresó que «Somos una sociedad, tenemos que comprender que los que más tienen, más han recibido, estudiado, tienen que volcarlo a la sociedad, en aquellos que han sido privados de estos derechos. No es un accidente que haya una persona no pueda comer, un discapacitado que no pueda acceder a algo o un anciano olvidado. Es responsabilidad nuestra, de todos los que estamos acá, de nuestras familias; es nuestra responsabilidad como sociedad».

Raúl Millán

Por su parte Raúl Millán, a cargo de ISCAMEN, manifestó que «respecto de lo que me toca en la época de Bordón (el ex gobernador José Octavio Bordón), planteamos en crear un «sello de calidad de Mendoza»; para eso, la Provincia debía tener un organismo que tuviera la fuerza que generara seguridad, calidad y sanidad necesaria y eso se plasmó en la ley 6.333; esta es la historia de un sueño y a los sueños hay que renovarlos. Mi compromiso es que se produzca con calidad, que se recree la calidad de Mendoza; eso es lo que hay que promover y afianzar en los mercados».

Temas relacionados