Aumenta el caudal de empleados de planta en Irrigación

Además de los centenares de ingresos en los tres poderes del Estado, en Irrigación también se amplió el personal de planta permanente en los últimos meses. Son maquinistas, choferes, ayudantes y profesionales. Además, el DGI creó una nueva inspección de cauce en el sur provincial.

En los últimos meses, 56 trabajadores del Departamento General de Irrigación (DGI) fueron pasados a planta permanente. Para concretarlo, las autoridades del Gobierno del Agua se ampararon en un acta paritaria de 2013 y en el aval de los jefes superiores de los beneficiados, quienes destacaron la «idoneidad y capacidad» del personal para incluirlo en la nómina estatal.

La resolución se oficializó el 29 de diciembre y contó con la firma de Álvarez y de los consejeros del Honorable Tribunal Administrativo. En la misma, se dejó explícito: «Designar a partir del 1 de enero de 2015 en la Planta Permanente del Departamento General de Irrigación al personal cuya nómina se especifica».

El nombramiento en planta permanente se dio con el aval de la Asociación Gremial de Empleados y Obreros del Departamento General de Irrigación e Inspecciones de Cauce.

a mayoría de los 56 trabajadores que pasaron a planta se desempeñan en la sede central del DGI, ubicada en España y Barcala de Ciudad. También hubo nombramientos en el sur provincial y en la Subdelegación del Río Tunuyán. Asimismo, se creó una inspección de cauce en la zona de riesgo de los ríos Malargüe, Grande, Barrancas y Colorado. Dos de los nuevos agentes estatales fueron nombrados allí.

Para justificar los nombramientos en planta, la cúpula de Irrigación destacó: «Que de los distintos informes producidos por los jefes inmediatos superiores de los agentes incluidos en la solicitud de designación en planta permanente, se desprende el buen desempeño laboral de los mismos en las tareas encomendadas (…), lo que denota idoneidad y capacitación en sus trabajos.

Ante la consulta de MDZ, desde el DGI remarcaron que las personas que pasaron a planta permanente cumplían con el requisito de antigüedad y que, además, tuvieron el aval de sus superiores. También hubo empleados que solicitaron el pase a planta, que cumplían con el tiempo necesario para pasar a planta pero que no fueron avalados por sus jefes, explicaron.

En total, en Irrigación trabajan unas 570 personas, la mayoría de éstas como personal de planta permanente. Ahora, tras los nuevos 56 nombramientos, afirmaron que no incluirán nuevos agentes en lo que resta del año. Sin embargo, a diferencia de ministerios y cámaras legislativas, en este ente autárquico se da una situación particular.

Una herencia para el próximo gobernador

A diferencia del Poder Ejecutivo, la gestión en el Gobierno del Agua se extiende por cinco años, lo que implica que Álvarez convivirá dos años con el sucesor de Francisco Pérez (Álvarez asumió en 2012). En este punto, si bien destacan en el DGI que no habrá más nombramientos en 2015, durante este año se prepararía una lista de personal que buscará pasar a planta en 2016, antes del cambio de administración en el organismo.

Al ser un ente autárquico, los ingresos a planta permanente dependen exclusicamente del HTA, encabezado por Álvarez. De hecho, este organismo no es alcanzado por el decreto de congelamiento de personal que año tras año firmó Pérez. Incluso, desde la oposición denunciaron que, en caso de no contar con presupuesto para salarios, reducen otros costos en post de garantizar más nombramientos. FUENTE MDZ

Temas relacionados