Bañistas obstruyen cauces

Personal del Departamento General de Irrigación trabaja para asegurar la  la provisión del líquido elemento a más de 30 mil hectáreas.

Los daños, hechos denunciados judicialmente, fueron provocados en hijuelas y canales, lo que provoca socavones en los cauces, destacó Favio Chiacchio, subdelegado de Aguas del río Diamante.

Durante el mes de enero, los bañistas arrancaron cerca de 60 metros de una reja que se encontraba en una de las laterales del canal Pavez y la utilizaron para obstruir la normal circulación del agua.

Personal de la DGI, extrae a diario  objetos que embalsan los canales y hasta el momento se han retirado más de 90 camionetas con elementos de los cauces

En diciembre, personal de Irrigación, retiró más de 93 cargas repletas de diversos elementos que comprendían pallets, maderas, chapas metálicas, laminados, rejas, ventanas, puertas, y múltiple variedad de plásticos y mampostería hasta ramas de árboles. Todos estos objetos fueron utilizados por los bañistas para detener la normal circulación del agua.

El taponamiento produce riesgos en la infraestructura hídrica, erosionan los laterales del canal, ocasionan desbordes e inundaciones de las calles aledañas. A todo eso se suma las perdidas de los turnos de agua, que los regantes esperan para sus cultivos y que de no llegar a tiempo, puede ocasionar grandes perjuicios en la producción agrícola.

 

Temas relacionados