Barrionuevo se reedita: «Dejar de robar 30 segundos»

La puja por los ingresos

El dirigente gremial gastronómico apuntó contra Cristina y Máximo Kirchner por su crecimiento patrimonial. Además, tildó de «fracasado» a Kicillof y habló de un paro nacional de 36 horas.

El titular de la opositora CGT Azul y Blanca, Luís Barrionuevo, advirtió anoche en que «con treinta segundos» que el Gobierno hubiera dejado de «robar» le «pagábamos» la deuda «al Club de París», y tildó de es un fracasado al ministro de Economía, Axel Kicillof, por un negocio gastronómico que administró y fundió en su momento.

«Con Menem yo dije que había que dejar de robar dos años. Con treinta segundos que (los Kirchner) hubieran dejado de robar, le pagábamos al Club de París», ironizó Barrionuevo anoche en «A dos voces», por TN.

Asimismo, afirmó que «Kicillof es un fracasado de la vida. Tuvo un negocio en Las Cañitas y lo fundió» y sostuvo que «es un mamarracho lo que hizo con el impuesto a las Ganancias».

Sobre el titular de Economía, el gastronómico denunció que cuando fue dueño de un restaurante «no pagaba ningún aporte, cerró el negocio sin hacer los aportes. Es similar a lo que hace Máximo Kirchner y los Kirchner en El Calafate», expresó.

Por otra parte, el dirigente consideró que «la Presidenta, que ya se está yendo, tendría que buscar una reconciliación con los argentinos. Pedir disculpas por muchas cosas que realmente ha dividido a los argentinos entre buenos y malos», pero aclaró que la mandataria «está muy preocupada por ver como echan a Fayt, una eminencia jurídica. Está muy preocupada por ver si lo llevan a Comodoro Py (Tribunales) a Máximo a que vaya a contar como ha hecho tanta planta».

En relación al hijo de la Presidenta, el dirigente gremial propuso que«habría que preguntarle a Máximo por las decenas de propiedades que se han quedado con el tema Malvinas y con la 1050», haciendo referencia a la Circular del Banco Central durante la dictadura militar, en 1980.

Al ser consultado sobre un posible acercamiento con Cristina, el dirigente gremial fue tajante: «Tengo un problema de piel. Nunca tomé un café con los Kirchner, porque yo sabía quiénes eran»y agregó: «Los gastronómicos catamarqueños, que son el 80 por ciento en Caleta Olivia (Santa Cruz), me informaban lo déspotas que eran los Kirchner».

Sobre las medias de fuerza que están analizando junto al camionero Hugo Moyano, el gastronómico cofirmó que «en la segunda semana de junio estaríamos con un paro nacional, con 36 horas y movilización».

Sobre el paro, Barrionuevo aseguró que «el panteo que estamos haciendo es al Gobierno no al ministro que es un empleado de la Presidenta» y sostuvo que «estamos reclamando por el haber mínimo garantizado de los jubilados; los 28 mil millones que les deben a las obras sociales; estamos reclamando que bajen la inflación; estamos reclamando la inseguridad, que cada día es peor. Que no mientan tanto que cada vez hay más secuestros, más sicarios, más droga en Argentina», expresó.

La Circular 1050
Fue adoptada por el Banco Central en 1980, durante la gestión de José Alfredo Martínez de Hoz al frente del Ministerio de Economía y resultó letal para miles de deudores porque las tasas de interés de sus créditos hipotecarios pasaron a ajustarse por los valores vigentes en el mercado.Esto provocó que miles de propietarios, que a partir de ese momento no pudieron afrontar los vencimientos, se vieron forzados a malvender sus inmuebles a inversores con pocos escrúpulos.CLARIN

Temas relacionados