Berlocq aportó el quinto punto para la Argentina al vencer al alemán Kas

Carlos Berlocq se impuso por 6-2 y 6-4 al alemán Christopher Kas, en el quinto punto de la serie por la primera ronda del Grupo Mundial de Copa Davis, que Argentina le ganó a Alemania por 5-0.En el cuarto punto, Juan Mónaco se impuso por 6-4 y 7-6 (7-2) frente a Tobías Kamke, y de esta manera estiró a 4-0 la ventaja de Argentina sobre Alemania, por la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis.

Argentina se instaló en los cuartos de final de la Copa Davis, al alcanzar un marcador irremontable de 3-0 sobre Alemania, merced al triunfo en dobles de David Nalbandian y Horacio Zeballos sobre Tobias Kamke y Christopher Kas, por 6-1, 6-4, 5-7 y 6-2.

El equipo conducido por Martín Jaite tendrá como próximo rival a Francia, nuevamente en Buenos Aires, entre el 5 y 7 de abril próximos, mientras que los alemanes deberán jugar un repechaje en septiembre para mantenerse en el Grupo Mundial de la Davis.

Argentina comenzó a edificar su victoria el viernes con los triunfos de Carlos Berlocq (70) sobre Philip Kohlschreiber (19) por 3-6, 7-5, 2-6, 6-4, 4-5 y abandono por lesión, y de Juan Mónaco (12) ante Florian Mayer (28) por 6-7 (4-7), 6-3, 6-3 y 6-4.

Argentina consumó su 12do. triunfo consecutivo desde que regresó al Grupo Mundial en 2001 y se quitó de encima un peso grande, el de los «fantasmas» que surgieron cuando Juan Martín Del Potro (7), el mejor tenista del país, renunció a fines de 2012 a jugar la Davis durante todo 2013.

Sin la figura de Del Potro, el equipo «albiceleste» le puso mucha garra y actitud, y los triunfos de los singles tuvieron continuidad en el dobles, con un Nalbandian inspiradísimo como hacía mucho tiempo no se veía, y talentoso como lo fue siempre, más el marplatense Zeballos en un nivel alto.

Nalbandian y Zeballos habían jugado por última vez en 2010, cuando se unieron en Estocolmo para vencer a los suecos Robert Lindstedt y Robin Soderling en la serie que finalmente se ganó por 3 a 2.

Sus rivales, en tanto, debieron armarse de apuro ya que la lesión de Kohlschreiber dejó a Kas sin compañero y tuvo que jugar Kamke, en una improvisación que pagaron con la derrota.

Argentina superó a los alemanes de manera más sencilla de lo que se preveía, y luego de un festejo medido, ya que se trató de un cruce de la primera ronda, comenzará a pensar en Francia, un rival históricamente adverso que llegará con todo su potencial dentro de dos meses a Buenos Aires.

Sin Del Potro, una victoria sobre Francia ingresaría hoy en el terreno de la hazaña, aunque en el tenis y sobre todo en la Davis puede pasar cualquier cosa, más cuando faltan dos meses y Jaite sabe que tiene en forma a Nalbandian, que encontró un doblista (Zeballos) y que Mónaco y Berlocq son confiables.

Temas relacionados