Boca venció al Rojo

Independiente cometió errores muy graves en defensa y lo pagó caro. Con dos goles de Calleri y otro de Gigliotti, el Xeneize ganó 3 a 1 y lo igualó en la tabla con 30 puntos.

Boca Juniors con mayoría de suplentes logró anoche en La Bombonera un justificado triunfo por 3-1 sobre Independiente, al que dejó prácticamente al margen de la lucha por el título en el Torneo de Primera División.

El equipo de Rodolfo Arruabarrena podría haber definido el partido en el primer tiempo, pero fue el que controló la situación en la mayor parte del juego, contó con la producción ofensiva de Jonathan Calleri, autor de los dos primeros goles, con un buen aporte de Federico Carrizo, actor fundamental en dos de las conquistas, y con un trabajo eficaz de Emanuel Insúa, quien hoy fue el capitán.

Independiente, que exhibió muy pocos argumentos para sostener sus pretensiones, pecó desde el principio al regalar un gol irrepetible y fue en todo momento un equipo errático y desordenado.

La primera oportunidad le crrespondió a Independiente a los 3 minutos, con un remate de Federico Mancuello desde fuera del área apenas desviado sobre el poste derecho.

Un minuto más tarde Boca se puso en ventaja de manera insólita, cuando Diego Rodríguez recibió la pelota de Alexis Zárate, el arquero se enredó, Calleri fue a atropellarlo, se la quitó y marcó el 1-0.

A Independiente le costó sobreponerse, Boca tuvo el control del juego sobre un largo pasaje y dispuso de algunas ocasiones favorables. A los 8, Carrizo llegó al fondo por la izquierda, tiró el centro hacia atrás y Emmanuel Gigliotti le pegó mal de zurda.

A los 21 Boca produjo su jugada mejor elaborada, porque Calleri buscó a Gigliotti y el Puma abrió hacia la derecha, pero el chileno José Fuenzalida a la carrera definió mal.

De inmediato Gonzalo Castellani le puso un pase profundo a Calleri, quien tiró la gambeta larga ante Rodríguez, pero ganó el arquero.

El único riesgo concreto para el arco de Emanuel Trípodi ocurrió a los 23, con un centro de Zárate que se cerró y el arquero cedió córner.

El último tramo del primer período fue más parejo, pero la única llegada le correspondió a Boca, a los 35, porque hubo una pelota abierta de Insua hacia la izquierda para Carrizo, pero el remate se desvió en Emanuel Aguilera y terminó en tiro de esquina.

Boca comenzó manejándose con tranquilidad en el segundo capítulo, pero, a los 8 minutos, una mala salida de Claudio Pérez permitió que Matías Pisano, en su única aparición positiva, desde fuera del área y de zurda empatara el encuentro.

Tres minutos más tarde se fue expulsado Franco Bellocq, quien cortó con el brazo izquierdo un contraataque peligroso y recibió su segunda amonestación.

Pero Boca, aún en superioridad numérica, había sentido el impacto de la igualdad.

Independiente estuvo a punto de pasar al frente en el minuto 20, cuando Mancuello, su jugador más activo, aprovechó un quedo inexplicable de Boca tras un saque lateral, se filtró por el medio y frente a Trípodi remató alto.

Fue el momento clave del clásico e Independiente lo dejó pasar porque, a los 25, volvió a quedar abajo en el marcador a través de un contraataque en el que Carrizo le ganó por izquierda a Zárate, escapó sin marca y ante la salida de Rodríguez cedió para que Calleri convirtiera sin oposición.

El resultado se selló en el minuto 43, ya con Independiente desacoplado, cuando Carrizo desde la izquierda colocó un centro pasado para la conversión de Gigliotti mediante un cabezazo.

Temas relacionados