Bodegueros contra ley que prohibe espumantes

Un juez de San Rafael, Oscar De Diego, quiere restringir la venta de vinos espumantes y frizzantes en los boliches y la respuesta de la industria, no se hace esperar.

Oscar De Diego, un abogado llegado de Buenos Aires, que adoptó San Rafael por que le gustaba, incluso invirtió en cabañas en Valle Grande, posee un emprendimiento de 12 cabañas, hoy es el juez de faltas de San Rafael, elaboró una medida para limitar la venta en botellas de 750 cc de espumantes y frizzantes. La medida, genera resquemor en la industria y se teme que otros magistrados puedan «copiar» a De Diego.

Marcelo Peleritti, enólogo y director general de la bodega Monteviejo dialogó con MDZ Radio: «Este tipo de gente que no se entera en qué país estamos viviendo, nos perjudica porque estamos pasando una situación compleja en la vitivinicultura. Cuál es la diferencia de que vendan vodka, gin y otro montón de bebidas alcohólicas de pésima calidad, que además en algunos casos los estiras con alcohol, que nadie lo dice pero sucede», se preguntó y recordó que «tomaremos medidas».

«Este juez probablemente esté buscando la fama, yo le pediría a ese juez que controle otros problemas, como la corrupción. Este tema se le fue de la mano. La industria del vino está pasando por un momento complejísimo, porque nos toca competir en el mundo, porque tenemos que pelear para ser eficientes. Queremos menos burocracia, más eficiencia, más colaboración para ser serios», pidió al aire en el programa Cambio de Aire.

Peleritti recordó que «puerta de entrada para el alcoholismo puede ser cualquier bebida, lo que necesitamos es educación. Yo tomaba vino desde que tenía 5 años, mi abuelo me daba 2 gotitas de vino con soda y yo no soy un alcohólico. Necesitamos educar, enseñar que la vitivinicultura es algo que vienen haciendo nuestros abuelos y bisabuelos».

Y con notable enojo remarcó que «tengo varias cosas que decirle al gobernador, porque lo respeto mucho es un gran trabajador, pero ya como Mendoza esto no se sostiene más, porque es una provincia que está sosteniendo cosas insólitas del país. Como por ejemplo, diferimientos impositivos, una cosa es ayudar y otra cosa es eternamente tener un hijo hasta los 60 años en tu casa. No podés dar ayuda a provincias que ya se deberían haber desarrollado».

«Cualquier mínimo desajuste del presupuesto de cualquier gobierno, es 0.5% o 1% más de impuestos, el IVA no se devuelve, reintegros de importación tampoco se devuelven. O sea, tenemos un socio poco eficiente, pero eso sí, para controlarte son sumamente eficientes», subrayó el bodeguero.

Fuente:MDZ

Temas relacionados