Bodegueros preocupados en San Rafael

Fundamentalmente son quienes envasan champagnas. Medida judicial impuesta por el Juez de Faltas atenta contra el libre comercio.

La preocupacion obedece a las acciones del Juez de Faltas de San Rafael Dr. Oscar De Diego quien tiene a mal traer a los empresarios de los locales nocturnos, quien prohibió la venta del Champagne en sus envases originales de 900 cc. sugiriendo el expendio de esas bebidas en 185 cc. y 375 cc.(con marca incluida de acuerdo a los dichos de los bolicheros que mantuvieron una reunión con De Diego).

Los bodegueros locales, han solicitado una reunión con el Presidente del INV Guillermo García, y con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, para conocer si el poder que ostenta el Juez De Diego, es tan real como el lo sostiene, que incluso en sus declaraciones, ha manifestado que, lo ha llevado a realizar pactos con los empresarios de los boliches, algo que estaría fuera de la Ley, y estaría atentando contra la legislación en vigencia en la provincia y en el territorio nacional.

En verdad los boliches de San Rafael están funcionando dentro de la Ley, esa misma que nos rige a todos, le guste a unos y a otros no, pero para ser modificada hace falta una reforma que solo puede hacerse con una Convención constituyente, y en Mendoza estamos bastante lejos que ocurra. Mientras tanto»TODOS» debemos ajustarlos a la Ley vigente, ya que estamos en democracia, y esa época de los patrones de estancia se terminó en la Argentina hace mucho tiempo.

Este  juez De Diego, era quien pretendía  que se instalen cámaras de video en las barras de los boliches donde se expenden bebidas alcohólicas cosa levantó revuelo, sobre todo en el sector empresario que puso el grito en el cielo en su momento.

José Hernández en su Martín Fierro decía: Aquí me pongo a cantar Al compás de la vigüela, que el hombre que lo desvela una pena estrordinaria,como la ave solitaria con el cantar se consuela.

Pido a los santos del cielo que ayuden mi pensamiento: les pido en este momento que voy a cantar mi historia me refresquen la memoria y aclaren mi entendimiento.

Vengan santos milagrosos, vengan todos en mi ayuda que la lengua se me añuda y se me turba la vista; pido a mi Dios que me asista en una ocasión tan ruda.

Temas relacionados