Boudou: todo un dilema

*El gobierno esta paralizado y sin reflejos. La derrota ya la ven como un hecho irreversible si Boudou no desaparece.

Cuál es el futuro político de Argentina tras el procesamiento de Boudou. Por el momento todo es silencio desde la Casa Rosada, porque la Presidenta ve en un eventual alejamiento de su vicepresidente una señal de debilidad política propia.

El procesamiento del vicepresidente argentino, Amado Boudou, en un caso de presunta corrupción golpea de lleno al Gobierno de Cristina Fernández, agobiado ya por el litigio con los fondos buitres y desgastado de cara a las presidenciales del próximo año.

Si Boudou no renuncia por iniciativa propia, quien debe pedirle urgentemente su dimisión, o al menos exigirle que se tome licencia mientras responde ante la Justicia, sin ampararse en sus fueros.

*Por Juan José Fugazzotto

Temas relacionados