Buscan posiciòn consensuada para defender el Rìo Atuel

El entonces gobernador Celso Jaque  y su par pampeano Oscar Jorge firmaron en el 2008 un acuerdo interprovincial que entre otros aspectos establecìa la «vinculaciòn hìdrica» entre ambas Estados. Ese acuerdo fue rechazado en abril ùltimo por la Legislatura local.

El antecedente, que representò un traspiè polìtico para el jefe malarguino, parece estar latente ahora en que el conflicto por el agua del rìo Atuel ha vuelto a instalarse como uno de los temas polìticos màs candentes.

La legislatura, consecuentemente, buscar encontrar un camino para consensuar una  posiciòn institucional que abroquele a la dirigencia polìtica para una defensa conjunta de los intereses de Mendoza.

La Càmara de Diputados organizò una  Jornada de actualización de la problemática judicial de las aguas del río Atuel, a la que asistieron el Fiscal de Estado subrogante, Javier Fernández; el asesor de Gobierno, César Mosso Gianini; el especialista en aguas, Amilcar Moyano; el Secretario Legal y Técnico, Gustavo Tobares y el Superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez.

Los presentes integran las organizaciones que participan del Comité de Contingencia y Defensa del Río Atuel, que preside el propio fiscal Fernández, y parte de ellos son los que tratan las demandas de La Pampa contra Mendoza al conocerse que la Corte Suprema aceptó tratar dos instancias de la vecina provincia.

El presidente de la Càmara Jorge Tanús señaló que el objetivo del encuentro fue determinar las fortalezas y delinear las estrategias para defender a Mendoza de los embates de La Pampa; no obstante dijo que  su posición “es la de  buscar acuerdos políticos y dejar las instancias jurídicas para poder avanzar en la concreción de obras de ingeniería que ambas provincias necesitan parta optimizar sus recursos hídricos”.

Sobre el convenio que firmó Celso Jaque con el gobernador de La Pampa, González dijo que el mismo “fue cuestionado y rechazado recientemente por las Legislatura” y enfatizó en “la imposibilidad que tiene Mendoza de suministrar agua a La Pampa por la escasez de la misma en suelo mendocino”.

En tanto, el Dr. Moyano tuvo a su cargo la explicación de la situación judicial que atraviesa Mendoza tras la cuarta demanda (aún sin notificación) interpuesta por La Pampa, por la utilización de las aguas del Atuel y las estrategias que llevará a cabo nuestra provincia para defender su posición.

Amilcar Moyano subrayó la dificultad de otorgarle a la vecina provincia lo que reclama ya que según indicó “el cambio climático ha hecho que los glaciares retrocedan en un 15 por ciento y que las estaciones nivométricas muestren una disminución del 68 por ciento, lo que habla a las claras de que no tenemos agua suficiente”.

Por su parte el Dr. Mosso Gianini señaló que Mendoza es un desierto con solo un tres por ciento de su superficie irrigada, dependiendo de los ríos para desarrollarse mientras que La Pampa tiene un nivel de lluvias que le permite irrigar 73 por ciento de su superficie total.

Teniendo en consideración que los reclamos de La Pampa son recurrentes, Gustavo Tobares manifestó “el total apoyo del gobierno provincial a las acciones judiciales que se llevan a cabo por parte de los representantes jurídicos de la provincia” y consideró que lo que se ha hecho hasta la fecha es lo apropiado.

El reclamo de La Pampa también apunta a la Nación por su responsabilidad en la administración del complejo Los Nihuiles, exigiéndole una “reparación por los daños causados”.

            Otro tema abordado en la reunión fue el de las regalías que, según se expresó, han sido mal liquidadas por la Nación favoreciendo a La Pampa.

Temas relacionados