Cabalgata » Unión de los Fuertes»

Esta es otra actividad que si bien comenzó en 1999 ya se ha hecho tradicional. Es un acontecimiento en que participa toda la comunidad y lo recuerda con afecto, especialmente los centros tradicionalistas.

Se realiza conmemorando la partida desde el Fuerte San Carlos, un 30 de marzo de 1805, del grupo de fundadores, soldados y colonos, hacia el sur, con el objetivo de fundar el Fuerte San Rafael del Diamante.

Walter Riesco de la Federación Gaucha Delegación San Rafael realiza la invitación y brinda pormenores de la  Cabalgata…

Este acontecimiento es recordado por la población de los dos departamentos, y en especial por los integrantes de los centros tradicionalistas de San Rafael y de San Carlos., entre ellos mencionaremos a Los Gauchos del Sur de esa localidad sanrafaelina y al Centro 16 de setiembre, Fortín San Carlos, Agrupación Gaucha de La Consulta, entre otros, del Departamento de San Carlos y también integrantes de la Federación Gaucha de Mendoza.

El Diario Uno en su página 15 del sábado 3 de abril de 2004 dice: “La quinta cabalgata de Unión de los Fuertes San Carlos y 25 de Mayo (San Rafael) convocó a 50 jinetes que transitaron 140 kilómetros a pesar de las adversas condiciones climáticas. El encuentro evocó la fundación del fuerte sanrafaelino, levantado en 1805 y que ayer cumplió 199 años”.

Y continuaba: “La travesía se realiza desde 1999 y fue impulsada por el historiador sanrafaelino Oscar Atencio -por esa época estaba a cargo del Museo Patrimonio de San Rafael- y el sancarlino Alberto Piattelli, quienes consiguieron aunar las voluntades de ambas comunas para rescatar la ruta realizada por aquellos hombres del siglo XVIII que se transformarían en los fundadores del primer fuerte de San Rafael, ubicado en la ciudad de 25 de mayo”.

La primera cabalgata se realizó entre el 7 y el 10 de abril de 1999, encabezada por el Intendente de San Carlos, Ing. Miguel Natalio Firpo, a quien tuve el honor de acompañar.

A partir de allí se vienen haciendo todos los años con excepto del 2003, que por no conseguir permiso de algunos dueños de los campos no se pudo realizar.

A partir del 2004 se viene realizando ininterrumpidamente recorriendo caminos alternativos, ya que los campos están alambrados y que sus propietarios no permiten el paso de la cabalgata. Se utiliza principalmente la Ruta Nacional N°143, que es más largo por cierto. Por lo tanto, a la fecha (31/08/2020) se han realizado 20 cabalgatas.

La travesía original era de unos 140 km trazada sobre rastrilladas de los aborígenes entre matorrales de campos incultos, que no es el camino actual que une San Carlos con San Rafael.

Cabe destacar que este camino tiene un gran valor en la gesta sanmartiniana ya que fue utilizado por la columna auxiliar comandada por el Tte. Cnel. Ramón Freyre, que pasaría por el Paso El Planchón, ésta tenía como fin distraer las tropas realistas para dividir el ejército enemigo, mientras que el General San Martín pasaba con las dos columnas principales por los Pasos de Los Patos en San Juan y Uspallata en Mendoza. La Columna del Tte. Cnel. Freire partió del Fuerte San Carlos el 17 de enero de 1817.

La ruta original partía del Fuerte San Carlos, pasaba por Tres Esquinas, Chilecito, Fuerte Aguanda, Pareditas, Paso de las Carretas, Fuerte San Juan de Nepomuceno, El Yuyalito, Puesto Coy Mallín, Puesto Agua de la Zorra, Puesto del Jagüel, Posta de Las Peñas que era el límite con San Rafael. Ya en ese departamento atravesaban inmensos campos pasando por La Tosca, Agua del Ranchito, Río Seco Carrizalito, Agua del Chancho, Las Vertientes, La Hedionda hasta llegar a 25 de Mayo, donde se construyó el Fuerte San Rafael. Este fue el itinerario de la primera cabalgata en 1999.

La travesía dura tres días, recorriendo unos cincuenta km por día, y es necesario pernoctar a la intemperie.

Por lo general, en los últimos años, se busca llegar el día en que se hacen los actos oficiales en conmemoración de la fundación que fue el 2 de abril de 1805 en la margen izquierda del Río Diamante, en lo que era entonces la Villa de 25 de Mayo.

La ruta marcada con puntos es la original de 1805 y que fue nuevamente recorrida, y fielmente, en 1999.

Cabe destacar que, en esa travesía, advertí que todavía en partes se conservaba la huella o rastrillada original.

Estrictamente podemos decir que en 1805 fue la unión de los cuatro Fuertes: San Carlos, Aguanda, San Juan de Nepomuceno y San Rafael (en 25 de Mayo). Hoy solo se conservan ruinas del primero y el último mencionados.

Recordaremos ahora algunos aspectos referidos a la fundación del Fuerte San Rafael.

El equipo de investigadores del Museo del Fuerte San Carlos hizo conocer hace algunos años, mediante un folleto, valiosa información de la que he extraído algunos párrafos.

Luego de la creación del Virreinato del Río de la Plata en 1776, (Les recuerdo que el Fuerte y la Villa de San Carlos fueron creados cuando Mendoza dependía de la Capitanía General de Chile), la expansión de la seguridad en la frontera sur se concretó en esta etapa propicia de la gobernación de Sobremonte (Era gobernador de Córdoba y comprendía a Cuyo también) y la Comandancia de Armas de Amigorena. El 11 de junio de 1789 se levantó junto al Arroyo Aguanda un fortín de avanzada, denominado por ello Fortín de Aguanda. En 1791 se proyectó continuar la línea de defensa. El capitán Sebastián de Undiano y Gastelú presentó al virrey un proyecto, que se materializó en otro fortín, ubicado a unos 60 km al sur de la Villa de San Carlos. Se le dio el nombre de San Juan Nepomuceno, y aunque este reducto no tuvo una gran guarnición, fue hasta 1805 la última atalaya fronteriza.

Ya siendo Virrey Rafael Sobremonte, el 5 de enero de 1805, ordena la creación de otro fuerte extendiendo la frontera más al sur. Comisiona para cumplir esta misión a Comandante de Milicias Urbanas Miguel Teles Meneses.

Este fuerte se crea a pedido de los pehuenches que habían visitado al Virrey: Cacique Caripán, Doña María Josefa Roco, María del Carmen y Don Juan Neculante.

La partida de soldados, colonos y peritos salió de la Villa de San Carlos el 30 de marzo de 1805, y por etapas recorrió el camino hacia el sur, hasta llegar a la zona elegida. Allí estaban esperándolos los anfitriones pehuenches.

El 1 de abril de 1805, el Teniente Coronel Miguel Teles Meneses se reunió a orillas del Río Diamante con 23 caciques y 11 capitanejos pehuenches en un Parlamento, en el que se resolvieron las condiciones de la fundación. Entre estos caciques estaban Carilef, Cumiñán, Doña María Josefa Roco, con sus familias. El Padre Francisco de Inalicán, de mucho prestigio entre los aborígenes, fue factor importante en la concertación de ese acuerdo, al que le siguió inmediatamente la construcción del fuerte. El Geógrafo francés José Sourriere de Souillac señaló las conveniencias del terreno.

El 2 de abril se fundó el Fuerte a sesenta varas de las barrancas del Diamante y a unas mil del paso de los Romero, sitio en donde actualmente se encuentran sus ruinas en la Villa 25 de Mayo.

Así se proyectó la fundación del Fuerte San Rafael y la población aledaña

En una carta del 8 de mayo de 1805, el Virrey Sobremonte resaltó “las conveniencias de levantar el Fuerte con adobón para que sea más permanente”. Asimismo, expresó que “para la población debía considerase que el lugar contara con aguadas, pastos, ventilación y tierras de labor con mucha fertilidad”. Indicó que debían mantenerse las buenas relaciones con los aborígenes, como a miembros de sus familias. Se preocupó de que se enviaran herramientas, albañiles y carpinteros para la obra, y se abonasen correctamente los sueldos de los soldados.

Dispuso que los soldados y colonos que salieron del Fuerte San Carlos debían ser los primeros pobladores a quienes se repartieran solares y chacras en propiedad. De acuerdo a esa información los primeros pobladores de San Rafael fueron sancarlinos.

 

Temas relacionados