Cae la matrícula en la escuela secundaria provincial

Mendoza es una de las tres provincias en las que bajó la matrícula en las escuelas de nivel medio de gestión estatal. Descendió 1,41%, mientras que la media nacional creció 12,43. La evaluación se hizo al analizar datos de la década que va de 2003 a 2013.

De acuerdo a un informe elaborado por el Centro de Estudios de Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano -institución de educación privada-, Mendoza es una de las tres provincias en las que disminuyó la matrícula de alumnos que cursan en escuelas secundarias de gestión estatal durante la última década.

Mientras que en 2003 había 126.258 adolescentes cursando en la secundaria pública, en 2013 la cifra bajó a 124.484 (el descenso llega a 1,41%). El mismo informe destaca que Santa Fe y La Pampa son las otras dos provincias donde bajó la cantidad de alumnos (1,35% y 3,55%, respectivamente), al tiempo que detalla que la media nacional se incrementó en esta década 12,43% (en 2003 había 2.460.694 alumnos frente a los 2.766.456 relevados hace dos años).

No obstante, en términos generales -es decir, juntando los alumnos secundarios de escuelas públicas y privadas-, en esos 10 años la matrícula creció 14,2% en el país.

Las autoridades del CEA también mostraron su preocupación por el bajo nivel de egreso en las secundarias estatales. “Mientras en las escuelas privadas esta relación (alumno que comienza / alumno que termina) se ubica en un 58,5 por ciento, en las escuelas estatales apenas llega a un 30,6 por ciento (en 2013)».

«Es decir, la graduación privada es casi el doble que la graduación estatal. Entre 2003 y 2013, la escuela secundaria privada avanzó más que la estatal, tanto en matriculación como en graduación. Tenemos mucho que avanzar, procurando no sólo la efectiva universalización de la escuela secundaria, sino también la igualdad de oportunidades para todos los adolescentes, cualquiera sea su nivel socioeconómico”, destacó el director del CEA, Alieto Aldo Guadagni en el informe.

“Si bien es cierto que el nivel de egreso es más alto en las secundarias privadas, hay que tener en cuenta que son distintas proporciones también. Y la cantidad de alumnos en las privadas es menor a la de las secundarias públicas”, destacó a su turno José Luis Martiarena, director del departamento de Educación de la Universidad del Aconcagua y especialista en temas vinculados a la educación.

En las primarias públicas de Mendoza, según un informe difundido hace un par de meses por la misma institución y que analizaba el mismo período, la matrícula también disminuyó. En este caso 12% frente al 10,20% que bajó en el país.

“Es un tema digno de análisis, porque con la Asignación Universal por Hijo debería haber subido la matrícula de estudiantes, teniendo en cuenta que asistir a la escuela es un requisito obligatorio para tener acceso a ella. Creo que puede tener que ver con algún factor de menor crecimiento vegetativo”, agregó Martiarena.

En tanto, desde la DGE no se refirieron al estudio nacional ni al hecho de que Mendoza figure entre las tres provincias en las que bajó la cantidad de estudiantes.

En detalle

A nivel nacional, la media indica que en el país creció la cantidad de estudiantes en escuelas secundarias (tanto públicas como privadas). Y según el CEA de la Universidad de Belgrano, ha sido fundamental en este comportamiento el hecho de que -desde 2006- la escuela secundaria haya pasado a ser obligatoria.

“Hace siete años se dictó la ley 26.206, que en su artículo 16 establece la obligatoriedad escolar entre los cinco años y el fin del ciclo secundario. Es decir, lleva a 13 años el período de obligatoriedad escolar”, destacan en el trabajo.

En 2003, en las distintas secundarias del país había 3.384.927 alumnos y en 2013, la cifra ascendía a 3.866.119. Teniendo en cuenta la obligatoriedad del secundario, no sorprende tampoco el aumento de 12,43% de alumnos en las secundarias estatales del país.

Tucumán fue la provincia en donde más creció la matrícula en instituciones estatales, superando el doble (106,4%). Mientras en 2003 habían 54.590 jóvenes en las secundarias estatales, en 2013 llegaron a ser 112.683. En Santa Cruz y en Santiago del Estero las subas también fueron considerables (44,2% y 42%, respectivamente).

No obstante, siguiendo en el terreno de la educación pública, al pie del listado está Mendoza. Un detalle a tener en cuenta es, como bien sostiene Martiarena, la proporción de alumnos y su incidencia en el porcentaje. Es que mientras que en Tucumán la matrícula del año 2003 en secundarias públicas llegaba a 54.590 alumnos, en nuestra provincia en ese mismo año había 126.258 jóvenes (más del doble). Por eso, es que los 112.683 relevados en Tucumán durante el 2013 significan más de 106% de aumento en aquella provincia.

Poniendo la lupa sobre el primer año de secundaria en establecimientos públicos, en Mendoza también hubo una disminución de alumnos. Mientras que en 2003 se relevaron 26.907 chicos, diez años después se contabilizaron 25.048 (4% menos).

En este aspecto, fueron varias las provincias que tuvieron descensos en las matrículas -Río Negro, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Santa Fe, Neuquén y La Pampa- e, incluso, nuestra provincia fue la que menos bajó de las mencionadas. Teniendo en cuenta  la evolución de matrícula de alumnos en el primer año de secundaria estatal entre 2003 y 2013, San Juan fue la provincia donde más creció (32,63%) frente al aumento de 9,2% de la media nacional.

También al medir la cantidad de alumnos en el último año del secundario estatal, Mendoza evidencia una baja. En este caso llega a 2,65% (12.657 alumnos en 2003 frente a 12.322 en 2013).

“Mendoza tiene una particularidad que la transforma en muy interesante. Y es que si bien prácticamente no creció la matrícula en las escuelas urbano y urbano/marginales; creció muchísimo en el área rural/agrícola. En la medida en que apareció la obligatoriedad del secundario y se fueron creando más escuelas, creció en el sector. Y eso le permitió mantener el nivel”, se explayó Martiarena.

Desigualdad

Entre sus conclusiones, Guadagni destaca la desigualdad de oportunidades entre los adolescentes que asisten a escuelas privadas y los que asisten a públicas.

Esta reflexión se desprende de la comparación entre graduados de un tipo de escuelas y del otro. Siempre siguiendo en el lapso comprendido entre 2003 y 2013, en el país la graduación en ambos colegios creció 5,7% -8,25% en Mendoza-.

Del total de alumnos que egresaron en Argentina durante el 2013, 61% lo hizo de escuelas públicas y 39% de privadas (en Mendoza la proporción fue 68,5% de estatales y 31,5 de privadas). Sin embargo, y siempre de acuerdo al estudio, la graduación es más efectiva en establecimientos pagos.

En el país, 58,5% de los chicos que comienzan las clases en escuelas privadas egresan frente a 30,5% que lo hace de las públicas.

Temas relacionados