Café Literario en la Biblioteca Peñasco tributó homenaje a Luis Ricardo Casnati,

La Biblioteca Popular Francisco Peñasco en sus ciclos de «Café Literario» tributó un merecido homenaje al arquitecto, escritor y docente Luis Ricardo Casnati, el último jueves, como siempre con entrada es libre y gratuita.

Es tan extensa y hermosa su obra que no se alcanzó a desarrollar todo lo que estaba previsto. Dado el entusiasmo que atrajo a los presentes, se decidió realizar en los próximos días, una segunda parte del homenaje. La entidad comunicará en breve la fecha.

La realización es coordinada por el artista y escritor, Miguel Pérez Mateos, en conjunto con las autoridades de la Biblioteca de avenida Mitre 1233 de Pueblo Diamante, encabezada por su presidente Alejandro Peñasco, y otros integrantes de la Comisión Directiva. A pesar del frío reinante, la reunión literaria contó con la presencia de numerosos concurrentes.

El paso de Luis Ricardo Casnati no fue en vano, no dejó sus obras y beneficios para que todos los mortales las disfrutemos.

Casnati nació el 21 de junio de 1926, en San Rafael. Egresó como arquitecto de la Universidad Nacional de Córdoba, en el año 1952. Fue, además, un destacado escritor, artista y docente.

Fue figura consular de la poesía mendocina en la segunda mitad del siglo XX. Su trayectoria literaria se inició con “De avena o pájaros” (1965), libro de poemas al que se siguieron “Aquel San Rafael de los álamos” (1975); “La batalla del oro” (1975); “Cantata a dos voces” (1975); “Balanzas, cabras y gemelos” (1984); “La hilandera” (1987); “La luna en el agua” (1993) y otras obras de poesía, por las cuales recibió diversos galardones. Editó también varias obras en prosa, también premiadas. Además, presentó los cuentos: “Historias de mi sangre”, “Sólo tu nombre de trigo verde” y “Las palabras del sésamo”, entre otros.

En 1958 fue nombrado director de Arquitectura de la Provincia, por lo que se trasladó a vivir a Mendoza, fijando su domicilio en el distrito Las Cañas, de Guaymallén, donde diseñó y construyó su hogar. En su domicilio poseía una biblioteca con aproximadamente 3000 libros.

Fue cofundador de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Mendoza, en 1960. Fue también presidente de la Sociedad de Arquitectos de la provincia, presidente del Colegio de Arquitectos y presidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) de Mendoza, institución en la que también ocupó el cargo de vicepresidente a nivel nacional.

En marzo de 2017, fue distinguido por su trayectoria y aporte en el mundo artístico por la Cámara de Senadores de Mendoza.

El martes 20 de junio de 2017, falleció a los 91 años de edad, rodeado del afecto de sus familiares y amigos.

“La ambición de rescatar lo rescatable con palabras que no merezcan el olvido”, recitaba el maestro Luis Casnati.

Temas relacionados