Canje de heladeras y lavarropas: el plan que nunca llegó

En una recorrida por las principales casas de electrodomésticos afirmaron que su puesta en marcha aún debe esperar en la provincia.

Tanto en Frávega como Garbarino dijeron desconocer la fecha exacta, en tanto en Musimundo afirmaron que posiblemente el mes que viene estará en funcionamiento en la provincia.

“Ha tenido atrasos y el Renovate está activo sólo en Buenos Aires. Las provincias aún esperan, no le pasa solamente a Mendoza”, detalló un vendedor de Musimundo.

Lanzado por la presidenta Cristina Kirchner el 26 de marzo, el “Renovate” pretende dar batalla en simultáneo a la recesión y a la crisis energética. El programa que apunta a sacar de circulación los artefactos de consumo eléctrico ineficiente y a reactivar las ventas de electrodomésticos, primero  apunta a la renovación de heladeras, de $ 1.440, contra entrega de una más vieja.

A fines de marzo, cuando apenas se anunció el plan, las casas de electrodomésticos de Mendoza se vieron inundados por potenciales clientes interesados en canjear sus electrodomésticos usados por nuevos hasta el punto de confeccionar largas listas de espera. Hoy, ya pasados algunos meses del anuncio presidencial, desde los negocios señalaron que el ritmo de consultas ha disminuido.

“La gente se olvida y pregunta directamente por las formas de pago sin mencionar el Renovate y su canje de electrodomésticos”, apuntaron desde Garbarino.

Según la Presidenta, éste sería el primer paso de un plan que pretende cambiar por aparatos “eficientes” heladeras, lavarropas y acondicionadores de aire con el objetivo de reducir el consumo de energía y de ese modo acompañar los recortes en los subsidios a la electricidad.

En Buenos Aires y Capital Federal incluye cuatro marcas y seis modelos de heladeras, mientras que son seis marcas y siete modelos de lavarropas.

En general, son de una calidad media y el electrodoméstico más caro no supera los $ 7 mil.

 

El plan en sí
Cabe recordar que el proyecto es, en esencia, bastante similar al Plan Canje de autos con que Carlos Menem se despidió de la gestión, pero lleva esta vez un nombre más extenso: Programa de Fomento a la Producción y Comercialización de Aparatos Eléctricos de Uso Doméstico Eficientes Energéticamente, que la resolución pretende resumir en dos palabras: Plan Renovate.

El plan tiene fecha cierta de caducidad: vence en diciembre de este año. Los consumidores se anotan en registros de las cadenas de electrodomésticos, entregan como parte de pago equipos obsoletos que deberán estar en buen estado y funcionando y, en el plazo de diez días, reciben productos nuevos.

Los electrodomésticos deberán no sólo estar en buen estado, sino también funcionar de manera adecuada. Los consumidores deberán acreditarlo en una declaración jurada

La diferencia entre los costos de uno y otro bien, esto es, de electrodomésticos nuevos y usados, les será suministrada a los comercios mediante un pago del Estado, que a su vez determinará el precio de la operación.

Las empresas también deberán anotarse en un registro y encargarse del flete del envío al domicilio y al depósito de desguace. A cambio, reciben del Gobierno una suma de dinero por la diferencia entre el artefacto viejo y el nuevo.

El Estado también es la autoridad de aplicación del programa, el cual les da prioridad a los fabricantes nacionales y le impone precio a los productos.
Sin embargo y por ahora, Mendoza deberá seguir esperando para su implementación.

 

Estufas con incrementos

Con los primeros fríos también comienzan a elevarse las consultas por las estufas, calefactores y caloventores. Este año los precios arrancan desde los $ 199 hasta los $ 7 mil.

Para las principales casas de electrodomésticos como Frávega y Garbarino, los incrementos son relativos y se muestran casi similares a los del año pasado.

En tanto en Bazar Andes, admitieron que todos los artefactos tanto en sus versiones eléctricas como a gas han tenido incrementos con respecto al año pasado de aproximadamente un 40%.

Para sacar algunas cuentas, en Frávega algunos modelos que se pueden encontrar esta temporada en gas son los calefactores Volcan, de 4 mil calorías cuyo precio es $ 1.679.

Longvie es la otra marca que también es posible adquirir por $ 1.908, en su versión multigas.

En tanto en Musimundo, la Orbis de 2.500 calorías tiene un precio de $ 2.234 y se puede pagar hasta en 18 cuotas.

En sus versiones eléctricas, la estufa halógena Atma, de 1.200 watts de potencia, es posible comprarla en Frávega por $ 859 contado ó 15 cuotas de $ 79. Por algo más de potencia, en este caso por 1.500 watts, Atma también tiene para la venta su estufa eléctrica por $ 1.279 contado ó 15 cuotas de $ 118.  LOS ANDES

Temas relacionados