Carne: precios en ascenso y futuro boicot de consumidores

Al contrario de lo que ocurre en otros lugares, en Mendoza el valor de la carne como la de pollo no ha variado luego de la fuerte suba que sufrió en los últimos meses. A través de las redes sociales se convoca a un boicot nacional para que los compradores muestren su descontento ante los actuales precios.

Aunque el secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere, aseguró que “en muchos lugares está bajando” el precio de la carne, luego de las alzas de 25% en enero y febrero, en Mendoza los referentes del sector reconocen que no han bajado los precios. Y los consumidores por su parte planifican un boicot para mostrar su descontento.

José Rizzo, presidente de la Cámara de abastecedores, matarifes y carnicerías de Mendoza, aclaró: “Nos estamos manejando con diferentes precios en cortes específicos, porque al aumentar tanto el producto se produce un estancamiento en las ventas. En las carnicerías grandes o supermercados colocan cortes precisos con descuentos para reactivar las ventas”.

– ¿En Mendoza ha bajado la carne como dicen que sucede en algunos puntos del país?

– El mercado en sí no ha mostrado una baja como para que se refleje en los mostradores. Cada negocio van haciendo ofertas específicas para atraer a sus clientes. Si hubiese una baja en los precios del mercado, no se notaría en el precio final debido a que se habla de un aumento en el valor de la energía eléctrica, del gas, además de un componente salarial, que debe absorber el comerciante. Hay que esperar los ingresos en el mercado de Liniers, esto puede generar subas o bajas en el precio.

– ¿El precio del pollo bajó o sigue subiendo?

– El pollo era otra alternativa ante la carne, pero ha aumentado en las últimas semanas, cerca del 40%. Como todos los productos están caros, los negocios buscan hacer ofertas. Hoy preocupa el salto que ha pegado el pollo. Un kilo de pollo congelado estaba cerca de $70 y hoy cuesta alrededor de $95. El pollo de granja estaba entre $80 y $90 y actualmente está entre $110 y$ 115.

– Ante esta situación, ¿qué alternativas están ofreciendo?

– Los comercios tratan de colocar precios alternativos en algunos cortes, como la carne molida o las costillas, es decir cortes con huesos. Ha aumentado el consumo de ese tipo de carne por el precio.

– ¿Quién regula el mercado?

– Si el consumidor no convalida los precios bajan. Todo depende de la oferta y la demanda. Hasta ahora la oferta ha sido regular.

Boicot en marcha

Desde distintas organizaciones, a través de las redes sociales se está convocando a un boicot a la carne en varias provincias -Mendoza incluida- para que los consumidores no compren este producto entre el 14 y el 18 de marzo y de esta manera mostrar el descontento con los altos precios de los cortes. La iniciativa surgió desde Comodoro Rivadavia y ya se extendió a todo el país.

“En el sur comen carne envasada al vacío y sin hueso por la barrera sanitaria que rige en esa zona. La oferta es más limitada y el precio es más caro. A esto se suma el precio de logística del traslado. En Comodoro Rivadavia el kilo de carne se consigue entre un 20 y 30% más caro que en Mendoza”, explicó Rizzo para justificar el inicio de la campaña.

Fuente MDZ

Comentar

comentarios

Temas relacionados