Casnati: el intendente que remodeló la plaza San Martín

Egidio Eugenio Casnati nació en Italia en 1881 y al crecer consiguió trabajo de empleado en un negocio, hasta que escuchó que en Argentina había mejores posibilidades de progresar.

Se vino con 16 años en el barco Manilla y a poco de llegar viajó a Malargüe, donde se dedicó a la agricultura y ganadería. Por datos de distintas fuentes he sabido que en 1901 había instalado un almacén de ramos generales en la lejana zona de Río Grande.

Hay una denuncia en la comisaría de ese lugar donde Casnati declaró que varios empleados suyos habían sido los autores de un robo en su negocio, por lo que se inició un sumario.

Cuando ya contaba con una pequeña fortuna, se radicó en San Rafael. Se casó con María Luisa Guyot, nacida en San Rafael en 1894, hija de Francisco Guyot, dueño de la panadería más importante de su tiempo y de una bodega.

El matrimonio tuvo dos hijos: Luis Ricardo, nacido en 1926, quien estudió arquitectura y es un escritor famoso, y una niña, María Alicia Eugenia, nacida en 1928, que fue maestra.

Egidio se dedicó a la agricultura, a la ganadería, al comercio y también fue concejal en 1915. Su actuación fue muy buena y en 1917 fue elegido intendente, cargo que ocupó hasta mayo de 1919. Posteriormente pasó a ocupar una banca en la Legislatura Provincial. En 1926 fue nuevamente elegido como intendente por dos años.

Fue un hombre muy activo y progresista, durante sus intendencias adelantó mucho la ciudad y se llevó a cabo la primera remodelación de la Plaza San Martín.

En 1927 llamó a licitación para transformar los jardines de la plaza, ya que se había comenzado la colecta popular para construir el monumento a San Martín en reemplazo del pequeño busto que existía.

Se inauguró el 9 de julio de 1928. Todo el pueblo asistió al acto y se acuñaron unas medallas conmemorativas que aún conservan muchos viejos pobladores.

Las reformas le dieron una fisonomía totalmente distinta y ese mismo año se reglamentó como debían ser los edificios situados frente a la plaza.

Había adquirido tierras en Las Paredes y las tenía plantadas con viñedos, posteriormente construyó su bodega, justo en la curva donde hoy se dobla para viajar a Mendoza, en la rotonda de El Cristo.

La trabajó desde 1926 pero por corto tiempo, posteriormente la abandonó. Hoy, de la bodega no queda nada. En 1953 falleció su esposa y el 7 de enero de 1966 falleció Egidio, en Mendoza.

*Por la profesora e historiadora María Elena Izuel/marializuel@speedy.com.ar

Temas relacionados