La buena educación

Cuando era niña se me enseñaba a nunca contradecir a los mayores. Las sociedades están integradas por seres humanos diversos, nacidos en ambientes diferentes de padres únicos y en condiciones particulares, desde las cuales se van modelando carácter y personalidad. La niñez es, en realidad, una etapa de la mayor vulnerabilidad durante la cual las personas son entrenadas para pensar, comportarse y creer de una manera definida por los adultos de su entorno. En ese proceso inciden madres, padres, familares cercanos, vecinos, maestros y líderes espirituales. Nadie escapa a este…

Leer más

Las voces silenciosas

De nada sirve una voz de alerta cuando no hay quién la escuche. Cualquier similitud con la actualidad es pura coincidencia. No sé cuál síndrome podría calzar, pero a mi mente vienen algunos cuyas características incluyen gran tolerancia al dolor, una constante tendencia al ensimismamiento, disminución de la atención, de la memoria y otras funciones indispensables para el desempeño normal de una persona o de un grupo social. He buscado todas las posibles razones para tanto silencio colectivo y me propuse interrogar a personas cercanas para recibir alguna luz capaz…

Leer más

Sur de Mendoza: la hora de un pacto energético

Pocos aspectos de la vida de una sociedad reflejan tan cabalmente como la infraestructura, la diferencia entre los países desarrollados y los que aún luchamos por serlo. La infraestructura reúne condiciones que se relacionan mucho con el desarrollo: una buena infraestructura exige planificación de largo plazo, inversiones costosas, previsibilidad política y mínimas certezas acerca del rumbo económico de una comunidad. Exige responsabilidad política y madurez institucional, lo mismo que los argentinos estamos intentando reconstruir. Tal vez, la peor herencia que hayan recibido los actuales gobiernos de Mendoza y la Nación,…

Leer más