Cecilia Carreras presentó «Aristóbula»

El  30 de abril la artista plástica Cecilia Carreras presentó un nuevo espacio para el arte en Mendoza. «Es principalmente una casa, mi nuevo hogar en la Sexta Sección, cuyos espacios están habitados por el arte», dijo su creadora.

¿Qué es Aristóbula? ¿Cómo surgió el nombre?

Es principalmente una casa, mi nuevo hogar en la Sexta Sección, cuyos espacios están habitados por el arte. Hay lugares específicos que pueden albergar obras de distintas disciplinas y también se encuentra mi atelier. Además se ofrecen cursos de Literatura, Historia del Arte, los míos de pintura, que hoy se dictan en forma virtual.

Al ser una casa, la imaginé «mujer», una mujer pintora, amante de la naturaleza, de la libertad. Y el nombre tiene que ver con la calle donde está ubicada.

Me imagino este lugar como un semillero de ideas, de proyectos, aprovechando los ambientes de los que dispongo para mostrar mi obra y la de otros colegas.

¿Cómo fue la elección de esta casa en particular?

Me dejé guiar mucho por pequeñas pero importantes señales que estaban relacionadas conmigo. Desde que llegué de Buenos Aires, hace ya mucho tiempo, viví en Chacras de Coria. Durante el 2020 decidí dar una vuelta de página y empecé a buscar una casa chorizo, de esas que siempre me gustaron.

En la Sexta Sección hay muchas edificaciones de este tipo y al llegar a «Aristóbula» encontré en la entrada un mandarino… Fue muy impactante para mí porque reflexionando unas semanas antes, sobre qué fruta me había acompañado durante la cuarentena, me di cuenta de que había sido la mandarina. Y al conocer el jardín de atrás, vi tres granados y también me emocioné porque sus frutos acompañan mi obra desde hace años.

¿Para la apertura invitaste al escultor Fernando Rosas?

Me gustó la idea de acompañar mis cuadros con esculturas y Fernando y yo habíamos trabajado juntos a principios de este año, en una obra que justamente está aquí. El, con su conocido talento, le dio forma a un gran trozo de pinotea de importantes dimensiones (que tiene muchos años y su propia historia) y yo intervine su obra desde mi hacer pictórico. «Todo silencio» fue un lindo trabajo en conjunto que me agradó mucho hacer.

«Todo silencio»

¿El ha dejado una hermosa huella en Aristóbula, verdad?

Sí, siempre quise tener alguna obra de Fernando y al contarle sobre esta casa tan especial y con un espíritu particular, realizó especialmente una intervención en la puerta principal inspirado en esta fémina imaginaria. Por eso en la entrada del espacio encontrarán a Aristóbula, materializada en guatambú, recibiendo a todos cálidamente.

Sus cinco esculturas están realizadas en madera y pertenecen a distintas series y han sido colocadas estratégicamente junto a mis cuadros. Creo que logramos una armoniosa combinación.

«Catre en fuga». Cedro y laurel.

¿Qué obras tuyas encontraremos?

Lo mío es todo pintura, con nueve obras nuevas pensadas especialmente para Aristóbula. Tienen que ver con mi inspiración en los frutos, en las granadas y el misterio que encierran para mí y los limones que suelen poblar mis cuadros.

Serie «Jarron con flores»

«Granada y limón»

Una intervención que realicé para mi nuevo hogar es un gran mural, que muestra naturaleza y pájaros. Está ubicado en el frente de la construcción, a modo de bienvenida e invitando a entrar a un lugar lleno de colores, formas y sentimientos.

Para contactarse con Aristóbula y su flamante dueña: Instagram: cecilia.carreras/ 2616631964

Por Alejandra Cicchitti/ Nota publicada por memo.com.ar

Temas relacionados