Chile es la primera exportadora vitivinícola de América

Al contrario de Argentina, que hasta compra vinos trasandinos, Chile seriamente, continua siendo la cuarta exportadora a nivel mundial, espacio ganado en 2016 y la duodécima productora del globo.

La calidad y popularidad del vino chileno ha venido en aumento desde las últimas décadas del siglo XX, en gran medida debido a la apertura de los lazos comerciales entre las compañías vinícolas chilenas y los enólogos y viñedos franceses y estadounidenses. Desde entonces, varios vinos chilenos se encuentran entre los mejores del mundo.

China se convirtió en el 2016 en el principal mercado consumidor del vino chileno, sobrepasando a Estados Unidos, que encabezó el registro hasta 2015, destacó Angélica Valenzuela, directora comercial de Vinos de Chile.

Valenzuela explicó que la nación asiática tuvo un crecimiento en volumen de consumo del 13,8%, desplazando a Estados Unidos. El pasado año, el sector vitivinícola terminó con una facturación de 1.350 millones de dólares y un incremento de un 4,8% en volumen en litros exportados, según el balance entregado por Vinos de Chile en el marco de la vendimia del valle del Maipo.

Chile es el cuarto exportador a nivel mundial de vinos en valores absolutos y el primero del “Nuevo Mundo” , mercado del vino que también incluye a Europa, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia.

Valenzuela explicó que “el mercado del vino que está avanzando con mucho dinamismo en Asia, siendo la locomotora actual del consumo” , indicando también que “Brasil crece muchísimo y, Estados Unidos, aunque está lento, es un mercado relevante y muy marcador de tendencias en el rubro del vino” .

Respecto a los consumidores de vino, Valenzuela aseguró que el principal son “los milenios” , jóvenes que tienen entre 31 y 35 años de edad, y se caracterizan por ser innovadores, pocos conservadores, y buscan nuevos mercados como el de Chile, utilizando medios digitales, cuyo costo es bajo en comparación con otros medios.

“Ellos consumen más vino que las generaciones anteriores y de mayor precio” , dijo, explicando que en EE.UU. se consume 12,5 litros per cápita por año, al tiempo que se eleva el consumo entre las mujeres y no sólo de vinos espumantes.

Comentó que “el vino es sinónimo de estatus, de más contenido, porque se le ve distinto y, por último, hay un tema de salud porque el vino es antioxidante y ayuda, en su medida justa de consumo, a recuperar la calidad de vida” .

Asimismo, durante el año pasado aparecieron nuevos y atractivos mercados para Chile, como Irlanda y Holanda; y se reafirmó un absoluto liderazgo local en Brasil, con el 53% del mercado vitivinícola de esa nación.

“Nuestros objetivos y metas de posicionar al vino chileno en el exterior siguen más vigentes que nunca. Aun así, tenemos que seguir aumentando el crecimiento en China, considerando que el consumo per cápita todavía es bajo, y es un mercado con mucho potencial” , subrayó la directora comercial.

Insistió en que continuarán con el posicionamiento de los vinos “Premium” en los mercados prioritarios como Estados Unidos, Brasil y Reino Unido, atrayendo a nuevos consumidores a esa categoría. Sin embargo, enfrentamos una fuerte competencia de países productores que también están invirtiendo y desarrollando estrategias de marca y promoción” .

La funcionaria recordó que el pasado año, con el apoyo de las Viñas Asociadas, ProChile e Imagen de Chile, se lanzó por primera vez una campaña internacional dirigida al consumidor final en los mercados claves: China y Estados Unidos.

Con la divulgación del concepto “Love Wine, Love Chile” , dirigido a jóvenes de entre 20 y 35 años, se busca aumentar el conocimiento de los vinos del país y construir un posicionamiento basado en 4 pilares: calidad y diversidad, innovación, sustentabilidad e imagen país.

Por su parte, Myriam Gómez, directora ejecutiva de Imagen de Chile, valoró esa campaña, explicando que el vino ha contribuido a potenciar al país como un exportador confiable de productos de calidad y subrayó:

“Diversos estudios nuestros dan cuenta que el vino es una de las primeras asociaciones que hacen los extranjeros cuando se les menciona la palabra Chile. Este importante rol de embajador cobra todavía más importancia en vista del crecimiento de la industria, que nos ha significado convertirnos en un importante exportador” .

Igualmente, resaltó “la necesidad de mantener y fortalecer la cooperación público-privada para que el vino chileno siga conquistando los mercados más exigentes” .

Para este año, Vinos de Chile continuará con la promoción de los vinos chilenos, con actividades que impulsen su atractivo e imagen, en mercados prioritarios como China, Estados Unidos, Brasil, Canadá y Gran Bretaña..

Uno de sus fines es consolidar a Chile como el Productor Número 1 de Vinos Premium, Sustentables y Diversos del Nuevo Mundo, posicionando la denominación de “origen Chile” y contribuyendo al desarrollo del sector en su totalidad.

Vinos de Chile aspira hacia el 2025 aumentar la demanda y el precio promedio del vino en el extranjero. En lo que va de año, en Estados Unidos se registraron aumentos de 18,8% en volumen y 36,6% en valor, en Canadá se llegó a 21, 8% y 33%, mientras que en China las cifras fueron 25,1% y 38%, respectivamente.

En Japón el crecimiento fue de 36,3% y 25,9%, y, en Brasil, se lograron los números más altos: 46,7% en volumen y 53,8% en valor.

Con su labor, Vinos de Chile fortalece la industria del vino, implementando políticas oficiales de fomento, tratados de libre comercio y normativas vinculadas al vino, al que promociona en el mundo e investiga el desarrollo de nuevas tecnologías de la industria, mientras se ocupa de la capacitación de sus trabajadores

Comentar

comentarios

Temas relacionados