Cicloturistas chilenos preparan expedición a Mendoza en Enero

Con una altísima participación (14 personas) y con un ánimo inconmensurablemente positivo se llevó a cabo el domingo 30 de octubre el pedaleo y trekking por la Laguna del Maule y la frontera internacional  que la organización “Cicloturismo Chile Profundo” ha realizado con los objetivos de disfrutar de los atractivos patrimoniales que posee la región disfrutados desde una bicicleta y de preparar el recorrido que la agrupación desea realizar en enero del 2017 a los departamentos argentinos de Malargue, San Rafael y General Alvear, ubicados en el sur de la provincia de Mendoza.

Cabe consignar además que pese a los impedimentos que se presentaron, los participantes en ésta experiencia supieron poner su alegría por encima de los imprevistos negativos que se les presentaron, manifestando un ejemplarizante sentimiento de paz, aceptación y lucidez ante la vida, que a este maravilloso grupo de pedaleros y trekkeros proveyó de felicidad, convirtiendo esta actividad en una edificante vivencia que en palabras del destacado psicólogo Walter Riso se puede manifestar así: “la vida no tiene sentido, se lo das tú, con lo que hagas, con lo que te pasiones, con tus ilusiones. Tu construyes el universo a tu medida.”

Divididos estratégicamente por su entrenamiento y experiencia en bicicleta, el equipo que tomó la delantera aprovechó el tiempo de su posición para recorrer la cascada en la que se origina el río Maule, descolgándose de la ruta asfaltada a los pies de la cuesta “La Zorra” en dirección este, pedaleando entre bofedales y paisajes propios de un contexto similar a los de un humedal altiplánico de Atacama. Allí les esperaba una hermosa cascada de unos 20 metros de alto que sobrevive en la naturaleza, lejos del incesante tránsito del turista vacío y sin sentido patrimonial.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

La comuna de San Clemente tiene la superficie más grande en la Región del Maule (4.504 km²). A lo anterior, cabe mencionar que no siendo el único en el país, San Clemente cuenta con un Corredor Bioceánico: el Paso Pehuenche, gracias al nuevo paso fronterizo que acaba de ser inaugurado el 2012. Entonces, partiendo desde las costas de la Región del Maule, pasando por Talca, San Clemente y la Laguna del Maule, podríamos en nuestras bicicletas llegar a Malargüe y/o San Rafael en Argentina; viaje en el que nosotros apreciaremos y disfrutaríamos el patrimonio natural, tangible e inmaterial de todo el territorio antes citado. Aduanas chilenas informan que más de 50.000 personas han realizado el recorrido por el Paso Pehuenche entre el 2012 y 2015, apreciando con admiración la Laguna del Maule, ícono internacional de la Región. Por este motivo, el Paso Pehuenche junto a la Laguna del Maule se constituyen en un complejo patrimonial que está formado por la flora, la fauna y la variedad de paisajes que tienen un valor especial, ya sea por su belleza, importancia científica o medioambiental y que representan un espectáculo maravillosamente digno de recorrer en bicicleta, pues la altura lo permite (caminos en muy buen estado a no más de 2500 msnm). Representan para Chile y Argentina más que un límite político, un lugar de encuentro, de amistad y de contemplación profunda. Llegar desde Talca o hacerlo desde Malargüe constituyen una proeza física y mental. Para quienes no tienen el entrenamiento necesario o las bicicletas requeridas para un ascenso/descenso exigente no es un impedimento, pues podemos acercarnos en vehículos de apoyo y pedalear allí lo que sea necesario. Lo que cuenta verdaderamente es la actitud, como todo en la vida.

Además el conjunto patrimonial del Corredor Bioceánico Paso Pehuenche ha sido el marco específico en la articulación y consolidación de una red de organizaciones gubernamentales y personas naturales, que se han convencido en “hermanarse” en instancias, como la del encuentro que anualmente se realiza en las alturas andinas, fomentando así la “noción de hermandad” en los más de 50 encuentros entre los habitantes de Chile y Argentina, desde Chile a la Argentina aumenta el interés por participar en la “Fiesta Nacional del Chivo”, la que tradicionalmente se realiza a mediados de enero. Comienza a ser un anhelo entre las comunidades de ambos países el deseo de acercarse, pese a que en la Región del Maule no existen instancias consolidadas para reconstruir el patrimonio desde la ciudadanía. Existe un patrimonio concreto en el territorio maulino, y ante él una realidad manifiesta: la necesaria presencia de la sociedad civil en la gestión del Patrimonio Cultural Chileno, los escasos mecanismos de participación y de toma de decisiones, la falta de articulación y un voluntariado al que es urgente entregar herramientas para el fortalecimiento de su trabajo territorial. No obstante, desde el vértice de lo académico al comercial-turístico hay interés por dar vida a este paso y conocer su patrimonio. Y la comuna de San Clemente se encuentra en medio de este acontecimiento, que esperamos pueda capitalizar a futuro, por el bien de su gente pero sin ir en desmedro de la naturaleza, tan mal como lo han hecho los gobiernos neoliberales en Chile a partir de la década de los ochenta.

LAGUNA DEL MAULE

Situada en plena cordillera de Los Andes, la Laguna del Maule está ubicada a 150 km de la ciudad de Talca, a 400 km al sureste de Santiago y a 22 km del límite con Argentina. Cruzando la frontera, la ciudad de Malargüe se encuentra distante a unos 185 km, que equivalen a unas 6 horas promedio de conducción y trámites de aduana, en condiciones normales del vehículo y de la ruta en Argentina. La laguna se encuentra aproximadamente a 2.150 msnm, altura que la mayor parte de la comunidad científica no considera peligrosa para el ser humano. De origen volcánico, la laguna posee 45 km² de superficie, constituyéndose en la fuente del principal río, que da el nombre a la región.

Actualmente, la ruta que nos conduce a la Laguna del Maule está completamente pavimentada, desde la ciudad de Talca. Cerca del límite internacional, se encuentra el control de inmigraciones llamado “Paso Pehuenche”, el cual es un paso de frontera entre la República Argentina y la República de Chile. Pertenece a la Comuna de San Clemente, Región del Maule. Se accede del lado chileno por ruta internacional CH 115 y la aduana y control migratorio se encuentran en el acceso oeste de la laguna. Normalmente el tránsito hacia la laguna se suspende entre abril y diciembre, producto de lluvias y nevadas. Con la apertura del camino vehicular los(as) visitantes deben considerar:

1. Que la temperatura del agua de la laguna es demasiado baja para bañarse.

2. Los pescadores prefieren sus aguas para la captura de la trucha salmonada.

3. El entorno de la laguna posee lomajes suaves y arenosos, ideales para hacer 4 x 4.

4. En torno a la laguna existen tramos que conforman la Red Nacional de Senderos (Sendero de Chile).

5. Para el registro fotográfico el lugar es extraordinario.

Comentar

comentarios

Temas relacionados