Cine Teatro Marconi-Roma-Centro cultural San Rafael del Diamante

San Rafael ciudad privilegiada, fue una de las pocas, que sin ser capital,contaba con cinco cines.Uno de ellos todavía perdura habiendo mostrado en sus carteleras los mejores éxitos, que fueron vistos por los amantes del séptimo arte.

San Rafael tenía en su época de oro, cinco salas de primer nivel, entre las que se hallaba, el Cine Teatro Marconi, allá lejos, 1925, mirá si han pasado años, el Marconi, es el hoy Cine teatro Roma o Centro cultural San Rafael del Diamante.

El “Marconi» y el “Select»,fueron las primeras salas, el Marconi, hoy Roma, y el otro al lado del hotel “Unión» (actual Rex Hotel), donde posteriormente existió una librería y posteriormente una casa de venta de ropa masculina»Salinas»

Las salas eran pequeñas, mal iluminadas, con sillas y tablones como butacas, mientras que las películas eran mudas, al menos eso cuentan los memoriosos de la época.

Ir al cine o al teatro era todo un acontecimiento social, y la gente se entretenía, con risas que provocaban la proyección de los film.

En 1944 los hermanos Andrés,Félix y Valentín, inauguraron el cine Gran Sur, donde hoy se ubica Frávega,posteriormente 1945, Atilio Sardi inauguró el cine “Ideal» donde se halla la agencia Movistar.

“Gran Sur», “Ideal», “Marconi», (hoy Roma),  “Avenida» y «Andrés» eran los cines con los que contaba nuestro querido San Rafael, acaparando la atención de nuestros vecinos, que lo tenían como uno de sus elegidos para el esparcimiento.

El Roma, como todos lo llamamos, goza de buena salud, gracias al apoyo gubernamental, ya que desde hace varios años, el municipio- desde la primera intendencia de Vicente Emilio «Chicho» Russo- alquila el local y lo llama Centro Cultural San Rafael del Diamante, nombre elegido por su Director de Cultura, Cesar Robles.

El Roma,es la única sala que recuerda la época de oro del cine, en San Rafael, ya que, lo que otrora fuera el Cine Andrés, quedó reducido solamente a la parte superior,»el gallinero», hoy cine Amelix, en los Altos del Sol, y sus propietarios son los sucesores de Valentín y Félix Andrés.

Quien no recuerda haberse hecho una rata en el secundario, en los continuados, matinee, o ir con su chica a los trasnoches y no recordar la película que habían proyectado.

Rendimos desde aquí nuestro homenaje a los hacedores y sostenedores de esta sala, que tantos recuerdos, le trae a más de uno.

Temas relacionados