Comidas que pueden afectar tu inteligencia

Desde la sal pasando por el alcohol y hasta cereales, que muchos consideran una ingesta sana.

Hay algunas comidas que son muy recomendadas para adelgazar, para reducir el colesterol o para poder sentirse bien o incluso mejorar la memoria, pero hay otras que hacen muy mal y hasta pueden reducir la inteligencia.

El diario Clarín confeccionó una lista de 8 productos que puede llegar a reducir el funcionamiento del cerebro.

Alcohol: El consumo en exceso y a largo plazo puede dañar crónicamente el hígado y también generar lo llamado «niebla cerebral». Esto no permite pensar claramente y confunde a quienes la padecen.

Alimentos procesados y frituras: Este tipo de alimentos destruyen lentamente las células nerviosas del cerebro. Esto se debe, entre otras cosas, a los colorantes, aditivos, saborizantes artificiales y conservadores que pueden generar hiperactividad tanto en chicos como en grandes.

Cereales: Si se consumen granos regularmente (a no ser que sean los que poseen 100% granos enteros) puede pasar que el cuerpo corra el riesgo de envejecer más rápido. Además, también se puede experimentar pérdida de memoria y confusión.

Edulcorante: Si bien sirven para perder peso, también puede hacer daño importante. Si se lo consume durante un período muy extenso puede llegar a generar daños cerebrales.

Azucar: Además de engordar, también afecta al cerebro ya que a largo plazo puede reducir la memoria y generar problemas neurológicos. Además, también puede interferir con el aprendizaje.

Comidas rápidas: Hamburguesas, papas fritas, aros de cebolla y todo tipo de productos que se puedan consumir en este tipo de restaurantes pueden generar cambios en los procesos químicos en el cerebro. De esta manera, pueden deprimir o convertir en muy ansiosos a sus consumidores además de la abstinencia cuando no los consumen.

Sal: Además de afectar directamente a la presión arterial y generar problemas de salud graves a largo plazo también puede atacar la función cognitiva.

Grasas trans: Hacen al cerebro más lento a la hora de los reflejos y la calidad de respuestas. Si se consume seguido puede generar un problema similar a lo que se genera por el Alzheimer.

Temas relacionados