Comienza a funcionar la pulpera en San Rafael

La generará 15 puestos por turno y procesará hasta 20 millones de kilos de fruta. Fruderpa es la cooperativa en donde se nuclean los productores que operarán la pulpera. En los próximos días, la pulpera  comenzará con los ensayos de producción.

Con una inversión de $ 60.000.000 aproximadamente, la planta apunta a convertirse en un regulador del precio de la fruta en la región. Está dotada para procesar entre 15.000.000 y 20.000.000 de kilos por temporada y generará un mínimo de 15 puestos de trabajo por turno. Está equipada para trabajar con damasco, durazno, pera, ciruela, membrillo y manzana al igual que tomate o zapallo.

El proyecto cuenta con una particularidad: serán los productores los encargados del manejo de la planta.

La idea de construir una pulpera en San Rafael nació del seno de los productores hace cinco años. En el camino consiguieron asociar al municipio.

En 2013 obtuvieron un subsidio de $ 10.000.000 del Ministerio de Agroindustria de la Nación para hacer frente a la compra de las primeras maquinarias y, luego de un impasse de tres años, comenzaron la construcción del complejo. Fuera del aporte nacional, los fondos salieron de las arcas comunales.

Con el comienzo de las operaciones de la planta concentradora de frutas se abre una esperanza en el arco productivo que está ligada directamente a mejorar, aunque sea tibiamente, la rentabilidad del agricultor.

“La pulpera permitirá intervenir en el precio de los productos primarios porque va a retirar oferta del mercado”, afirmó Roberto Battistón, subsecretario de Desarrollo Económico del Municipio.

“Ésta fue una idea de los productores y la comuna también se puso al frente del proyecto porque acá tenemos que tirar todos para el mismo lado. Lo que buscamos es dar una solución al productor, sobre todo a los más chicos, que siempre son los más perjudicados de la cadena porque lo que nunca tiene precio es la fruta”, sostuvo Saúl Bustos, presidente de Fruderpa.

Las primeras pruebas de motor y de electricidad en los equipos concluyeron con éxito pero aún resta efectuar la interconexión de la maquinaria, entre otros detalles, para que la planta esté operativa.

“Estamos en los últimos detalles. El panorama es muy bueno y en unos días se ensayará con frutas en la línea de producción”, comentó el intendente Emir Félix.

Prueba y organización

El inicio de las operaciones de la concentradora de frutas estará orientado a estandarizar el proceso poniendo en línea todo el equipamiento. Cuenta con un sector de lavado, cocinado y refinado de la fruta. Después pasa al concentrador y por último al esterilizador. La pulpa concentrada se envasa en bolsas asépticas que van dentro de tambores de 240 kilos.

“No se empieza a procesar y vender de un día para el otro. Esto lleva tiempo, seguramente será una temporada de prueba en la que habrá que tirar mucha fruta hasta que toda la línea entre en régimen. Además hay que salir a buscar los mercados”, explicó Roberto Battistón, ingeniero en alimentación.

Comentar

comentarios

Temas relacionados