Complicado panorama fiscal de las provincias para 2014

Peor será si el gasto en personal «sube 30% o más» alerta Fundación Mediterránea.

La situación fiscal de las provincias luce «complicada» para 2014, sobre todo, si el gasto en personal «sube 30 por ciento o más», advirtió un informe de la Fundación Mediterránea.

«Ante una situación fiscal complicada para 2014, especialmente si el gasto en personal sube 30 por ciento o más, y ante la imposibilidad de obtener financiamiento por montos importantes, algunas provincias podrían reservar como recurso de última instancia la emisión de cuasimonedas», señaló.

La consultora planteó que en el 2014 «la clave estará en los resultados de las negociaciones salariales con los gremios estatales, luego de los beneficios obtenidos por las fuerzas de seguridad en diciembre 2013».

«El límite es el pago de salarios: si hubiese problemas graves para cumplir con las remuneraciones en algunas provincias, aumentaría fuertemente la probabilidad de que se recurra nuevamente a la emisión de cuasimonedas».

En este sentido, indicó que «por cada punto porcentual de incremento salarial, el déficit financiero se incrementa en $ 2.600 millones en el conjunto de provincias».

En base a ello, la consultora construyó 3 escenarios posibles de incremento del gasto salarial (27, 30 y 35 por ciento respectivamente), analiza los resultados fiscales y las posibles necesidades de financiamiento bajo cada situación, considerando también diferentes escenarios para la renegociación de la deuda de provincias con Nación.

«En el escenario más optimista para las finanzas provinciales, con prórroga anual de vencimientos de capital e intereses con el gobierno nacional y suba del gasto salarial del 27 por ciento, las necesidades de financiamiento para provincias ascenderían a $ 31.000 millones en 2014», estimó.

En cambio, proyectó que «en el más pesimista, sin prórroga en la refinanciación y con suba salarial del 33 por ciento, las necesidades financieras resultarían de $ 54.300 millones el año próximo».

Según precisó, en 2013 las necesidades de financiamiento ascendieron a aproximadamente $ 25.800 millones, de modo que el escenario más pesimista para las finanzas provinciales «implicaría más que duplicar sus necesidades de financiamiento en 2014».

Temas relacionados