Condenaron a un empresario y ex dueño del boliche Juana por abuso sexual

 

El multiespacio que inauguró sus puertas en el año 2014 y que culminó su primer etapa luego de la trágica noche en la que un joven falleció producto de un fuerte botellazo en la cabeza en el interior del boliche. Rodrigo Galán, el rugbier acusado de matar a Gaston López fue condenado por este hecho.

En este contexto, los fundadores y propietarios en ese momento del boliche, decidieron cerrar permanentemente y poner en venta el local bailable.

Es en este sentido, que la familia Tapia, reconocida por tener una empresa de sonido que realiza la mayoría de los eventos más grandes por la técnica que poseen, fueron quienes tomaron las riendas de Juana.

El 9 de Julio de 2017, una joven que trabajaba como relacionista pública en el boliche denunció haber sido abusada por uno de los integrantes de la familia, y propietario en los papeles del boliche, Daniel Tapia.

Según lo que denuncio la joven, Tapia se le habría acercado y insinuado sexualmente para luego intentar besarla, a lo que también habría acompañado tocándola indebidamente en sus glúteos.

Luego de la etapa de instrucción se llegó a un veredicto y la justicia entendió que el empresario fue culpable del hecho que se investigaba, y en este sentido fue condenado a 1 año y 8 meses de prisión en suspenso.

Cabe destacar que ante la falta de antecedentes penales, y siendo una condena menor a 3 años y de ejecución en suspenso, el imputado no irá a la cárcel, ni tampoco tendrá prisión domiciliaria.

De todas formas, la reputación de una familia que durante años trabajó realizando trabajos de sonido y iluminación en toda la provincia, se vio seriamente manchada por este hecho.

Comentar

comentarios

Temas relacionados