Crisis de la Economía Regional

Este viernes 04 de Julio se reunirán legisladores provinciales y nacionales convocados por la Cámara de Comercio Industria y Agropecuaria de San Rafael; a fin de tratar la crítica situación del sector primario y agroindustrial. En la reunión se analizará el documento que presentara la entidad empresaria hace un mes, que reproducimos textualmente a continuación.


Documento sobre la Crisis de la Economía Regional

En el mes de febrero pasado hicimos público un documento sobre la grave crisis en que se encuentra inmersa la industria vitivinícola, que incluye al productor primario, elaborador y fraccionadores. Detallamos los problemas causantes de esta situación y también enumeramos una serie de medidas que debían  tomarse para poder recuperar una mínima rentabilidad.

Más allá del Convenio firmado días atrás en Buenos Aires entre la COVIAR y el Gobierno Nacional, donde se enumera el futuro tratamiento de temas  tendientes a beneficiar la vitivinicultura, sabemos que los tiempos que manejan los funcionarios pertinentes no  coinciden con las urgentísimas necesidades de los actores más chicos de toda la cadena. No hay forma de llegar a la próxima cosecha y elaboración si no se resuelven ya mismo algunas de las inquietudes planteadas en nuestra comunicación anterior. La inflación, las tasas de interés  y la alta carga impositiva  se siguen  devorando la exigua rentabilidad que quedaba en las explotaciones medianas y chicas.

No alcanza con los paliativos dispuestos por el Gobierno Provincial.

Los subsidios son una ayuda, pero se debe rediseñar  todo el marco legislativo e impositivo que encuadra la actividad agrícola y la vitivinícola.

El siguiente, es un cuadro que demuestra sintéticamente la crisis del sector primario de San Rafael:

– Cultivos más representativos de la economía regional-[1]

 

Destacamos que la producción primaria ocupa en el Departamento a 9000 trabajadores aproximadamente, abarcando a empleados agrarios (eventuales y permanentes), contratistas, los pequeños productores y sus familias.

A fin de sostener las fuentes de empleo en San Rafael, solicitamos, como medidas COYUNTURALES:

  1. Un plan de sostenimiento de empleo que permita hacer frente a los costos operativos, para atender las necesidades de 9000 familias, las cuales tienen dependencia directa de la producción primaria.
  2. Instrumentación urgente de asistencia a los trabajadores, agricultores,  y bodegueros, a través de los planes REPRO y Plan de Sostenimiento de Empleo por Contingencias Climáticas.
  3. Plan PODA para atender las tareas de laboreo inmediatas.
  4. Entrega de fertilizantes y agroquímicos.
  5. Reducción de precios de combustibles y energía para el agro.
  6. Adecuación de aportes a COVIAR, tasas de ISCAMEN, etc.
  7. Proteger, mediante barrreras arancelarias y restricciones a las importaciones, a la industria y al productor local, ante la posibilidad de que mayoristas e hipermercadistas importen productos elaborados y/o fraccionados.

Recordamos algunas de las medidas ESTRUCTURALES impulsadas por estas Entidades:

–          Reducción de impuestos nacionales y provinciales para el agro y la agroindustria de las economías regionales. Particularmente, solicitamos tasa cero de Ingresos Brutos y exención de impuesto de sellos para agroindustria y vitivinicultura.

–          Continuidad, refuerzo y adecuación de las líneas de asistencia financiera para el agro y la industria por parte del Banco Nación y Fondo para la Transformación y Crecimiento, con reducción de las tasas de interés.

–          Agilización y reducción de costos en los trámites para importación de agroquímicos e insumos enológicos para toda la cadena vitivinícola, así como para repuestos para maquinarias e implementos.

–          Eliminación de las retenciones a las exportaciones vitivinícola y aceleración en los pagos de reembolsos y devolución del IVA por exportaciones. Posibilidad de compensación con impuestos nacionales.

–          Apoyo a la Ley de Edulcoración con Jugos Concentrados.

–          Asistencia directa que facilite la exportación de vino a granel, de por lo menos el equivalente a 4 meses de stock, que descompriman rápidamente el mercado interno.

–          Medidas que propendan al control del precio y garanticen el abastecimiento de los insumos. La realidad muestra que los insumos agrícolas e industriales, han aumentado no menos del doble que los productos agroindustriales y vitivinícolas, en el último año.

 

A consecuencia de esta crisis, solicitamos a las autoridades nacionales y provinciales que se abstengan de realizar aumentos en impuestos y gravámenes, ya que consideramos que no han dimensionado la gravedad de la situación. Prueba de ello es la fuerte presión tributaria que sufre el sector, en la cadena de formación de precios, considerando el precio pagado al productor primario y el de venta al consumidor final.

Los elevados costos de comercialización perjudican a bodegueros y productores, y, para este pedido de ayuda, debe considerarse la alta contribución impositiva que realizan estos sectores. A modo de ejemplo, del costo de góndola de una botella de vino, más del 40 % corresponde a impuestos nacionales y provinciales directos acumulados.

Apelamos  a  los legisladores provinciales y nacionales y los convocamos a una inmediata reunión para tratar los temas mencionados.

ESPECÍFICA DE BODEGUEROS-ESPECÍFICA DE AGRICULTURA

CAMARA DE COMERCIO INDUSTRIA Y AGROPECUARIA DE SAN RAFAEL

SOCIEDAD RURAL DE SAN RAFAEL

FILIAL SAN RAFAEL

FEDERACIÓN AGRARIA ARGENTINA

 



[1] La superficie implantada corresponde a estadísticas oficiales del IDR y de la DACC (RUT). Los costos operativos también corresponden a promedios del IDR y al estudio de costos vitícolas de la Ing. Laura Alturria (UNCuyo). Los precios de los productos fueron los pagados en la temporada 2013/2014.

Temas relacionados