Cristina-Dilma: reunión «bilateral» que Mendoza debe aprovechar

La presidenta Cristina Kirchner y su par de Brasil, Dilma Rousseff, acordaron este lunes mantener una reunión bilateral a mediados de noviembre en Australia, aprovechando la participación de ambas en la cumbre del G-20. 

El encuentro se definió este lunes durante una llamada telefónica que Rousseff hizo a su par argentina para agradecerle las felicitaciones que le había transmitido por su triunfo en las elecciones brasileñas, que le permitirán continuar por otro mandato.

En ese contexto, las dos presidentas resolvieron mantener una reunión bilateral durante el encuentro de mandatarios de países del grupo de los veinte, que se desarrollará el 15 y 16 de noviembre en la ciudad australiana de Brisbane.

«Las presidentas hablaron también de la necesidad de reforzar el Mercosur y la cooperación regional», dijeron los voceros kirchneristas.

Mendoza, será invitada a participar de ese encuentro bilateral?. Esperemos que si, y con un rol protagónico. Ya hemos hecho referencia a la “Brasil dependencia»  particularmente para el sector agroindustrial, aunque todos coinciden que el triunfo de Rousseff  «era lo mejor que podía pasar» para las relaciones argentino-brasileñas y eso incluye indefectiblemente a nuestra provincia. 

La inminente temporada agrícola de la que surgen cientos de toneladas de frutas y verduras que son exportadas al vecino país exigen prever con tiempo los incidentes fronterizos que muchas veces retienen los ingresos y hasta los prohíben cuando las licencias automáticas y las que no lo son entran en el juego del intercambio comercial con el gigante sudamericano .

Hemos sostenido, en esta misma sección, que en los últimos meses la recesión económica brasileña (que se suma a las dificultades de nuestro mercado interno) ha impactado considerablemente en nuestros  envíos  de frutas y hortalizas, y en menor medida en los de vinos. Ahora,con la «continuidad» de Dilma garantizada y descartada la «amenaza» de fin de ciclo y mayor proteccionismo que representaba Aécio Neves, es imperioso retomar una agenda que nos incluya.

El encuentro bilateral que se anuncia para noviembre entre Cristina y Dilma se cumplirá en el contexto siempre cambiante de los mercados mundiales que  exigen permanentes «correcciones».

Aquí en nuestro país, en tanto ya el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, ha vaticinado  que 2015 será un año «difícil» para la Argentina, y aseguró que los empresarios tienen «preocupación con respecto a mantener los puestos de trabajo. Para los industriales el  frente externo es complicado, hay inflación, y prohibición de manejar moneda. «Muchas cosas que el Gobierno minimiza, pero que son graves», dijo.

 

Temas relacionados