¿Cuál es la situación actual del Brexit, quince meses después del referéndum?

La salida del Reino Unido de la Unión Europea será una realidad en unos 18 meses

El Reino Unido votó su salida de la Unión Europea el 23 de junio de 2016. Votaron más de 30 millones de británicos con una participación cercana al 70%. El margen del Sí fue relativamente modesto, pues ganó con un 51,9% de los votos frente al 48,1%, que votó No. Esto es, 17,4 millones de votos frente a 16,1 millones.

Lo importante, desde un punto de vista financiero, según las opiniones recogidas por iFOREX es que se provocó un cambio en el liderazgo político (David Cameron dejó vacante el puesto de Primer Ministro que ahora ocupa Theresa May), una respuesta por parte del Banco de Inglaterra (bajada de los tipos de interés y campaña de compra de bonos) y una depreciación de la libra esterlina desde los 1,5 dólares (enero de 2016) hasta los 1,2 dólares (septiembre de 2016).

Los expertos consultados por iFOREX opinan que la libra fue la que absorbió la mayor parte del golpe y eso se notó mucho en los mercados de divisas. Los activos denominados en libras ahora parecen más baratos, en particular los de empresas que tienen la mayor parte de su negocio fuera del país.

Los economistas esperaban que un voto a favor de la salida de la UE impulsara una ralentización ante la creciente incertidumbre que se generó en el consumo y la inversión. Pero no fue así. La economía mantuvo su expansión con fuerza: el crecimiento del PIB se estima en el 0,5% en el tercer trimestre y en el 0,7% en el cuarto.

Hay varias explicaciones sobre por qué ocurrió esto. Quizás, opinan los expertos consultados por iFOREX, los hogares y las empresas creyeron que el Brexit sería favorable y gastaron más. También hay quien opina que el resultado del referéndum tuvo muy poco impacto en las decisiones de gasto porque en realidad no pasó nada: la incertidumbre política se resolvió pronto y la incertidumbre sobre el futuro no era evidente porque las negociaciones no habían empezado todavía.

Sí es cierto que, aunque las consecuencias inmediatas no se acertaron adecuadamente, las implicaciones a medio plazo se han mostrado más certeras. Tal y como se esperaba, la depreciación de la libra esterlina ha provocado un repunte de las importaciones y los precios al consumo en el país, impulsando la inflación por encima del objetivo del Banco de Inglaterra (BoE) y recortando la renta disponible de los hogares.

La inflación se encuentra actualmente en el 2,9%, casi un 1% por encima del objetivo del BoE, presionando para que la entidad aplique estímulos de emergencia. De hecho, los expertos consultados por iFOREX indican en sus opiniones que los tipos de interés subirán pronto.

El país declaró su intención de dejar la UE nueve meses después del referéndum al acogerse al Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Sin embargo, a las pocas semanas, la primera ministra había convocado elecciones diciendo que necesitaba mayores apoyos para las negociaciones.

Hoy, comentan los expertos a los que acudió iFOREX, las negociaciones han llegado a un ‘impasse’ al llegar a la ‘factura del divorcio’ o los compromisos de gasto que el RU realizó durante el tiempo que fue miembro de la UE. Además, la UE quiere avanzar en esta cuestión, y en la de los derechos de los ciudadanos y las fronteras en el Norte de Irlanda antes de hablar de lo que quiere el RU, los acuerdos comerciales.

Comentar

comentarios

Temas relacionados