“Cuando te hablen de amor”

"Cuando te hablen de amor"

Consejos de Mónica Lavín para poder experimentar un amor imperfecto y que no fracase. La nueva novela de la escritora Mónica Lavín, “Cuando te hablen de amor”, pone en duda la falsa idea que tenemos sobre el amor romántico.

“Un novio y novia más pequeñas que un pulgar y un pequeño cálculo qué breve el pasaje entre la muerte y la vida”.Jerome Roth   “La vida es un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias: la de lo que aún no has vivido y la de lo que ya no vas a poder vivir”. Rosa Montero

¿Por qué el amor es aún un tema complejo que seguimos abordando en la literatura? ¿Cuál es la razón por la que nos cuestionamos la manera en que las nuevas generaciones se relacionan con él? ¿Aún lo idealizamos y es esto lo que nos causa daño? ¿Si deconstruimos la falsa idea del amor romántico entonces nuestras relaciones dejarían de fracasar? Muchas de estas preguntas son las que surgen después de leer Cuando te hablen de amor (Planeta, 2017), la nueva novela de la escritora mexicana Mónica Lavín.

Luego de escribir distintas novelas históricas, Lavín decidió plasmar sus cuestionamientos y sus respuestas sobre el amor, sus ritos, la tristeza que deja, la construcción de sus utopías y la idea falsa con las que hemos crecido, a través de la historia de dos mujeres: Maya, una joven a punto de casarse, y Eugenia, una viuda que se dedica a vender vestidos de novia.

“Quería saber cuál es la relación de los jóvenes con la idea del compromiso, mi personaje tiene 30 años, Maya, no sabe si casarse o no, o qué sentido tiene, por lo que enfrentará a las generaciones de sus padres, de sus abuelos, a la puesta en escena de una boda, al sentido íntimo del pacto amoroso”, nos comparte.

La intención de la autora era plasmar cómo hoy los jóvenes se refugian en los matrimonios, como si fuera el único camino a la realización de su vida; “tiene que ver con una idea de ilusión, de lo visual, de pasarela, de reality, que lo que más importa es esa puesta en escena, porque hay que sobresalir para que sea distinta, la más original”; en cambio, en su generación se hacía más preguntas al respecto del contrato matrimonial. Por ello, en la novela muestra estos dos choques, cómo sobrevivimos ante al fracaso amoroso, y cómo nuestra obsesión por encontrar el “amor de nuestra vida” sólo nos hiere emocionalmente.

Es por esto que Mónica Lavín nos comparte algunos consejos para poder experimentar un amor imperfecto y deconstruido que no fracase:“Que se quieran tanto como quieren al otro”.

“La única manera de conocer nuestra capacidad de amar, que es un privilegio de poder experimentar un amor desinteresado y no egoísta, sólo sucede si tenemos la voluntad de hacerlo, pues el riesgo vale la pena. La vida es una aventura. Hay que asumir la falta de certeza. Vivir la vida intensamente”.

“Conocer nuestra fragilidad y aquello que nos vulnera. El amor es esa especie de sombra que quizás es la que resaltará nuestra fragilidad, porque bajamos la guardia cuando nos enamoramos, porque en la vida siempre estamos en guarda, y si esa amor no nos permite eliminar esas barreras entonces no vale la pena”.

“Las nuevas generaciones se exigen en exceso, por eso hay mucho miedo al fracaso. Pero la imperfección del amor es lo único que nos permite enamorarnos de manera más libre”.

“Le tenemos miedo al amor porque no sabemos cómo hacerle frente o cómo nos va a cambiar, qué parte de nosotros va a surgir”.

“’El amor se trata de mirar en la misma dirección’, es una frase en la que creían mis padres”.

“En la unión del amor tiene que existir una fortaleza, que sea diferente a estar solos, si es lo mismo entonces para qué”.

Por Aleida Belem Salazar

 

Comentar

comentarios