Cuando un ex nunca se va

*Algunos sostienen que existe la “amistad amorosa”. Otros indican que si esa persona los hizo mejor,debe continuar en sus vidas.

Hay parejas que terminan muy pero muy mal. Otras lo hacen civilizadamente. Unas, al contrario, no pueden despegarse del todo y transforman la relación: los ex ahora se vuelven hermanos, confidentes, socios, van al cine… son amantes potenciales. Mantienen algo que la psicología define como una “amistad amorosa.”

Salvo que uno sea alguién sin sentimientos ni memoria, todos los mortales hemos pasamos por alguna experiencia intensa que (sea solo sexo, o sexo y amor, da lo mismo pues lo que cuenta es su peso en el recuerdo) calificamos como la más importante en nuestro haber. Pero, bien, ¿porqué a veces no dejamos que ese ex parta definitivamente de nuestra vida?, ¿hasta qué punto las relaciones que establecemos después no son un simple “mientras tanto”?

Haciendo un ejercicio de abstracción, pienso ¿quién no arrastra un convencimiento semejante? ¿cuántas veces tenemos una relación real y otra paralela en la cabeza? ¿alguien puede acusarnos de infidelidad por eso?… En el caso de los ex, los psicólogos dicen que cuando no se van del todo es que no queremos sufrir la pérdida de aquella persona que un día quisimos, o que nos enloqueció en la cama. Por eso tapamos el dolor con mensajitos, llamados, mails,que se borran sistematicamente en el móvil o en las redes sociales, y ello está indicando que la puerta quedó abierta. Aducen que «el amor, si es amor no pasa, no tiene tiempo, que las almas se conocen, y que tienen ganas de abrazarse, besarse etc».

Se escriben a diario, se dan los buenos días,las buenas noches, y  eventualmente hablan, quizás ninguno de los dos, está para grandes planes, el tiempo será testigo.

*por Amanda Jot

Temas relacionados