Cuanto pasado hay en el presente

Historias vistas y repetidas, como el inicio de las conversaciones con el FMI Fondo Monetario Internacional, hoy es un hecho. Nadie se salva pidiendo créditos si no produce. La Argentina no produce, por que resulta muy caro competir con las industrias extranjeras.

De que avance, crecimiento, desarrollo y respaldo nos están hablando, es otra burda mentira, patear la pelota para adelante. Estamos viviendo una nueva crisis generada ex profeso, para entregarnos a los argentinos al organismo internacional de crédito.

Desde cuando tenemos que pedir financiamiento externo para insertarnos en el contexto mundial. Lo cierto es que las tan mentadas inversiones no llegaron y no van a llegar por que Argentina para los inversores es un país de riesgo y además muy incierto en su política económica, manejada por cómplices y no hermanos que luchan para que la familia se mantenga unida y no se desperdigue por el mundo.

Otra historia era cuando llegaron los pioneros al país, que hicieron grande a la Argentina, ellos venían buscando la América prometida, venían a trabajar, a producir para retornar a sus orígenes y se quedaron conformando nuestra pátria, a pesar que miraban atrás de donde habían emigrado, por que allí existía hambre, y nosotros les brindabamos todo para que crecieran como lo hicieran, estaba todo por hacerse. Hoy algunos descendientes de esos inmigrantes se transformaron en cómplices de quienes intentan someternos nuevamente.

Argentina conserva las riquezas naturales de antaño, que son incalculables, pero la visión de algunos, no le permiten ese crecimiento que todos anhelamos, y nos fundamentan que “las condiciones mundiales están cada día más complejas, y por varios factores: suben las tasas de interés, el petróleo, devaluado las monedas, entre otras variables que no manejamos. “El problema es que somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo, producto del enorme gasto público que heredamos y que estamos ordenando”. Yo me pregunto de que manera, beneficiando a quienes más tienen, de espaldas a quienes diariamente se levantan para sostener el país con su trabajo.

¿Como verán nuestro rostro? que intentan todavía mentirnos sobre lo sucedido con el ARA San Juan, donde desaparecieron 44 tripulantes y el tema ya pareciera haberse olvidado, quienes no olvidan son sus familiares que perdieron a un ser querido.

Hace mucho tiempo que no se crea ninguna industria en la Argentina, al contrario se han cerrado muchas por la fuerte presión fiscal, el encarecimiento de los servicios, que hacen que no tengan competitividad en el mercado.

La crisis económica ya está entre nosotros, y ha comenzado a tocar los sectores más vulnerables como es el sector donde se trabaja cada día se le hace más dificil enfrentar un día más, con los mismos salarios, mientras los alimentos tienen sus incrementos, al igual que los insumos para quienes son productores. Y ni hablar de las economías regionales que están sumamente deterioradas y no se avista una rápida solución.

Entendemos que del financimiento externo, del que nos hablan como la solución para salir del estacamiento, es solamente una obra de teatro para hipotecarnos el futuro, como ya ha sucedido en algunas provincias, del cual muchos no se dan cuenta o no lo han advertido y que estallará en las manos de quienes les toque conducir el país a partir de 2019.

Comentar

comentarios

Temas relacionados