De la pluma al volante

Santiago Montiveros tendrá su debut en el zonal Cuyano este fin de semana en la Clase 2 con el  Volskwagen Gol del Antolín Motorsport, este alvearense que hasta hace unos meses se dedicaba exclusivamente al periodismo dio un vuelco radical y ahora le dedica la mayor parte del día al automovilismo.

Hasta no hace mucho tiempo, Santiago Montiveros  tenía como habitad natural la redacción del diario MDZ donde trabajaba como periodista, pero luego de las vacaciones en Puerto Madryn su forma de pensar cambió.

Hoy alejado de las computadoras, las noticias y las gacetillas de prensa se mueve en los talleres mecánicos e intenta gestarse una carrera en el mundo del automovilismo: “Cuando volví de Madryn ya sabía lo que quería hacer” arrancó diciendo el joven piloto.

“Se conjugaron muchas cosas para que diera el paso definitivo, yo siempre quise correr, de chiquito, pero llega un momento que uno toma la decisión y piensa que es el momento” aseguró Montiveros que agregó: “ Tengo el apoyo completo de mi familia y eso es clave para encarar una aventura de esta clase”.

En Alvear su mamá Mónica y su papá Eduardo aguardan con ansias el debut del segundo de sus hijos. El mayor de los hermanos Mariano armaba el auto con el que corría en los tradicionales su padre en los 90 y aunque vive en Neuquén no se perderá la carrera inicial de Santiago. La más chica del trío es Luciana quién es el apoyo moral del nuevo piloto.

En cuanto a lo deportivo Montiveros fue claro: “Por una cuestión de presupuesto sólo pude hacer dos pruebas y la verdad que me adapté bien al auto, aunque creí que era más fácil” y agregó: “No es nada que ver con los simuladores, tenés que estar atento a muchas cosas al mismo tiempo y eso es bravo”, comentó.

Sobre los objetivos para la primera carrera es realista, aunque se nota su confianza en el auto y que no puede despojarse de la idea de completar la competencia entre los cinco de arriba: “La idea es terminar la carrera con el auto sano” y agregó: “Me imagino el domingo a la tarde en el Parque Cerrado que alguien me abre la puerta del auto y me dice “Ya está, terminó”, eso sería genial”.

Sin dudas que el automovilismo tiene dos carreras, una que dura una hora y es la deportiva, otra que es mucho más larga y es la de conseguir recursos para afrontar la competencia. “No hay dudas, es mucho más difícil la adaptación económica que la deportiva” y sumó: “Cuesta mucho conseguir la plata para correr y todo es bastante caro. Vendí el volante del simulador para la primera prueba entre otras cosas”, confesó el alvearense que decidió bajar cerca de 10 kilos para estar más cómodo en la butaca del Gol.

En cuanto a su nueva tarea dijo: “Creo que me estoy adaptando bien al mundo del automovilismo, hay buena gente, igual hay cosas que voy a ir aprendiendo con el paso de las carreras” y retrucó: “Me cuesta mucho trasmitirle al mecánico lo que siento en el auto, pero estoy seguro que eso se logra con tiempo”, cerró el fanático de Pacifico de Alvear.

El sábado comienzan las clasificaciones y el domingo cerca de las 14 será la final de la Clase 2, allí estará Montiveros acompañado de familiares y amigos que no le soltaron la mano de cara a esta aventura. En el lugar donde se imagino de niño estará el domingo convertido en hombre.

Fuente: diarioestadio.com.ar

[youtube]http://youtu.be/jxuB3l9FlX8[/youtube]

Temas relacionados