Debate sobre la secundaria

La “Nueva” Escuela Secundaria (NES) que se pretende establecer en la Provincia de Mendoza es el resultado de una larga tentativa privatista de los organismos internacionales del capital financiero (BID, Banco Mundial) que se desarrolló en las últimas décadas en el país y en el mundo.

En la Argentina, estas reformas, estuvieron plasmadas en la Ley Federal de Educación menemista primero, y en la Ley Nacional de Educación (LNE) promovida por el Gobierno Nacional y sancionada en 2006. Por lo tanto la NES forma parte de toda la política educativa nacional que ha firmado, por ejemplo, las “Metas 2021” de la Organización de Estados Iberoamericanos.

Fue contra estas reformas que docentes, padres y alumnos llevaron adelante una histórica lucha en todo el país en defensa de la educación pública.

Ahora en nuestra provincia se comienza a aplicar dicha reforma, amenazando la validez de títulos de muchas escuelas técnicas, borrando del mapa materias de formación como Filosofía o Psicología y también puestos de trabajo de cientos de docentes.

Las reformas aludidas han degradado la educación pública. Apuntaron a adaptar la educación al cuadro de crisis social y decadencia histórica del capitalismo.

Por un lado, a través de la sustracción del presupuesto público de los gastos educativos para atender el parasitismo empresarial, mediante el sistema de subsidios y el pago de la deuda externa usuraria. Por el otro, se desarrolla el negocio privado de la educación.

La educación pública queda así confinada a un rol de asistencia y contención para los sectores empobrecidos de la población por esa misma crisis social.

Como se puede observar, se trata de una ofensiva para degradar la educación pública y destruir su carácter público, universal y científico. Pero además, su aplicación completamente improvisada, llevará al desquicio al sistema educativo, por la superposición de horarios y turnos, cambios de materias con contenidos devaluados, las cesantías de docentes y la falta de espacio físico entre otros problemas que hoy se pueden verificar.

El rechazo masivo de los trabajadores de la educación de Mendoza al proyecto de ley educativo que adapta nuestro sistema a estas reformas, debe ser tenido en cuenta como antecedente fundamental para entender la razón que existe para que se suspendan las reformas en las escuelas secundarias de la provincia.

Por eso planteamos la suspensión de la aplicación de la NES por dos años comenzando desde el ciclo lectivo de 2015.

Esta medida de emergencia debe abrir paso a una profunda deliberación entre docentes, padres, alumnos y toda la ciudadanía sobre el problema educativo

Temas relacionados