Denuncian a Conevial por enterrar 50 toneladas de asfalto en Paso Samoré

Se desconoce si el procedimiento tuvo un impacto ambiental trascendente y si estuvo autorizado por Vialidad Nacional. Parques investigaba la denuncia.

En enero de este año el chofer de un camión batea denunció en Gendarmería que la empresa CONEVIAL, contratista a su vez de Vialidad Nacional para el asfalto de la ruta Siete Lagos, enterró el 21 de diciembre de 2013 unas 50 toneladas de asfalto caliente de descarte en la zona del límite, al costado de la ruta nacional 231.

En una entrevista realizada con el diario «Río Negro», el denunciante, Gerardo Salamida, explicó que en la noche del 21 de diciembre él y otros dos camiones más descargaron en un pozo de 4×4 metros unas 50 toneladas de asfalto de descarte.

Indicó que no había personal de Vialidad y que el procedimiento se realizó por la noche, entre las 21 y 22:30, cuando ya el Paso Samoré estaba cerrado al tránsito, y que fue ordenado por el capataz de la empresa.

Según el hombre, denunció la acción en Gendarmería Nacional por el impacto ambiental, dado la cercanía del lugar con un arroyo. Le habrían dicho que la denuncia fue derivada al Juzgado Federal de Zapala.

Salamida dijo que el material era asfalto estaba fallado y la empresa debía descargarlo en algún lado. Por eso se decidió enterrarlo en la zona del límite. Los camiones habrían sido cargados esa misma tarde en la cantera que tiene CONEVIAl conocida como Parque Diana.

La empresa por el momento no se ha expresado oficialmente. De todas maneras, fuentes de la empresa indicaron que se trata del mismo asfalto que se coloca en la calzada y que en todo caso se habría enterrado en el sector aledaño a la ruta, jurisdicción de Vialidad Nacional.

Parques Nacionales investigaba la denuncia.

«Río Negro» también se contactó con Vialidad Provincial, organismo del cual indicaron que brindarían mayores precisiones durante la jornada.

Fuente Diario Rio Negro Agencia Villa La Angostura

Temas relacionados