Denuncian privilegios para el uso del agua del Atuel

Detectaron tres tomas directas del cauce del río. Nadie los controla. No se sabe el canon de riego de las propiedades beneficiadas. Un informe expresa que se trata de “regantes privilegiados”.
Las tres tomas, identificadas en el mapa, capturan agua del Atuel y Salado durante todo el año. (Foto Infocámara (General Alvear))

El conflicto entre Mendoza y La Pampa por el uso “interprovincial” del agua del río Atuel (como dispuso en 1987 la Corte Suprema de Justicia) aún está lejos de solucionarse. La Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Ganadería de General Alvear elevó un informe a al Departamento General de Irrigación que no hace más que empeorar la situación: se trata de el uso sin control de agua de los ríos Atuel y Salado por parte de privados.

Se han detectado tres tomas de agua por parte de privados: uno sobre el margen izquierdo del río Atuel, a unos kilómetros aguas arriba del Sosneado; otro sobre el margen derecho del mismo, previo al puente de la Ruta 40 (llamado Toma Coihuenco) y el último, sobre la margen derecha del río Salado y puente del ferrocarril.

La irregularidad detectada  es por las tres tomas:

– No poseen inspecciones de cauce, por lo que no son controladas por ningún inspector.

 

– Las tres tomas son directas sobre el cauce del río: esto significa que no existe control sobre el caudal de ingreso.

– En innumerables casos, el agua se pierde en campos incultos y a la vera de los caminos.

– Se desconoce el canon de riegos de las propiedades beneficiadas por las tres tomas.

– Se trata de regantes privilegiados: estas tomas no tienen cota invernal ni durante el verano, como lo tiene el restro de los regantes del Atuel.

El diputado Gustavo Villegas (UCR) solicitó al titular de Irrigación, José Luis Álvarez, un pedido de informe para aclarar la situación.

Este conflicto entre Mendoza y La Pampa por la distribución del agua que aporta el río Atuel se remonta a principios del siglo XX, cuando Mendoza produjo el primer corte del río Atuel, desapareciendo el brazo principal (conocido como «Atuel Viejo»). Otro corte terminó con el cauce hídrico que llegaba a La Pampa a raíz de la construcción de la presa hidroeléctrica El Nihuil en 1947 -esta provincia surgió como ente jurídico en 1952-.

El 7 de agosto de 2008,  el último entonces gobernador Celso Jaque y el mandatario pampeano Oscar Jorge firmaron  un convenio entre ambas provincias por el río Atuel, que en realidad fue estimulado por el gobierno nacional. El acuerdo fue aprobado por los legisladores de La Pampa y rechazado recientemente por los de Mendoza.

El convenio, que continuó el conflicto político, pretendía asegurar a La Pampa un mínimo de escorrentía permanente sobre el río Atuel, en el límite interprovincial y hasta la puesta en marcha y concreción de distintas obras por parte de Mendoza, vinculadas a la impermeabilización de los canales marginales por donde debería llegar el agua.

Fuente mdz

Temas relacionados